Claro, Reta y Orense

Nocturnidad en Claromecó

El testimonio de una mamá: "Yo llevé a mis hijas y las esperé"

19|01|22 10:45 hs.


María del Valle Mulder, claromequense y mamá de dos adolescentes, dialogó con La Voz del Pueblo finalizada la reunión y manifestó que “se intensificarán los controles pero no hay una solución concreta. Se abordó esta problemática desde diferentes lugares, pero también se habló de la responsabilidad de los padres en permitir que lo menores vayan en camionetas con alcohol a un lugar lejos. Que desde el Estado el municipio lo único que puede hacer es intensificar los controles y es una problemática que en este momento no tiene solución”. 

Señaló además que “yo llevé a mis hijas y las esperé, me preocupé por el panorama que había, me preparé el mate y volví a esperarlas. Me preocupa los chicos que llegan caminando de noche y las camionetas que van y vienen, para no encajarse tienen que ir más fuerte, es todo muy difícil, es una situación muy compleja”. 

Le otorgó un lugar central a la familia, porque “la contención viene desde la casa. Esto es un lugar de esparcimiento, los padres somos los que tenemos que contener a los hijos”. 

 En el cierre del diálogo con este diario, afirmó que “al no tener un lugar puntual como puede ser la cancha de futbol, los chicos se van moviendo en esto que se llama fiestas clandestinas y lo que me preocupa es que los menores alcoholizados manejen y pongan en riesgo su vida y la vida de otros. Y que nosotros como adultos veamos que eso ocurre y no hagamos nada”.