Se analizaron los riesgos que generan las juntadas en los médanos

Claro, Reta y Orense

Encuentro sobre nocturnidad

Intensificarán los controles nocturnos en Claromecó

19|01|22 09:08 hs.


Durante la mañana de ayer en las Delegación del Ente Descentralizado de Claromecó, se llevó a cabo la reunión para tratar la problemática de la nocturnidad tras el hecho de violencia registrado durante la madrugada del domingo pasando en los médanos de Dunamar. 

Un joven sufrió heridas cortantes en el rostro, una ambulancia debió desplazarse hasta el lugar y trasladarlo al Centro de Salud de Claromecó, desde donde fue derivado al Hospital Pirovano. 

La reunión fue convocada por Julian Lamberti y concurrieron los concejales concejales vecinalistas Werner Nickel, Victoria Larriestra y Damián Beitía; Paola Salerno, de Todos; Enrique Groenenberg y Carlos Avila de Juntos; el secretario de Desarrollo Económico, Matías Fhurer; el director de Turismo, Alejandro Trybuchowicz; Claudio Cuesta, titular de Inspección General; Jorge Satini, inspector del Ente Descentralizado de Claromeco, Daniel Civeta delegado de Balneario Reta; Pablo Romano, referente de la nocturnidad; el comisario de Claromeco y la vecina Maria del Valle Mulder. 

Una necesidad 
En primera instancia, Julián Lamberti expresó que “la situación que nos preocupa y que nos convoca es la juntada en los médanos. Es lo urgente, los chicos están solos, lejos de la zona urbana, consumiendo alcohol, con cientos de autos que transitan en la playa, con poca visibilidad, muchos lo hacen caminando y el 80 por ciento son menores de edad”. 

En tal sentido, agregó que “en Claromecó falta una zona para la nocturnidad, con seguridad jurídica para los empresarios, con reglas claras que motiven la inversión privada en proyectos pensados para que los jóvenes se diviertan en un marco de seguridad, sus padres estén tranquilos sabiendo que están contenidos y cuidados y los vecinos no se vean afectados por los ruidos ocasionados”. 

Subrayó que “la nueva zona de nocturnidad es necesaria y solicito al Concejo el tratamiento urgente de la ordenanza correspondiente “ 

Asimismo, detalló que la ley provincial 14.050 “es la que regula la actividad para locales bailables, y toda la parte de fiestas en lugares cerrados o al aire libre. Determina que el horario de acceso es hasta las 2 de la mañana, el horario de cierre 5.30 de la mañana, se puede vender alcohol hasta las 4.30. Solamente los mayores de 18 años pueden acceder a esos lugares después de las 12 de la noche. Está prohibida la permanencia de mayores y menores después de las 12 de la noche y esta prohibido el uso de botellas de vidrio”. 

En su análisis, aseguró que el promedio de edad de los jóvenes que eligen los médanos para divertirse es de 16 años y planteó el interrogante: “¿Podemos como municipio o como Concejo Deliberante promover o destinar una zona que contenga a los chicos teniendo en cuenta que incumpliría por completo la ley provincial 14.050?”. 

Consideró que “destinar un lugar para que los chicos vayan no nos garantiza el éxito, ni siquiera sabemos si los chicos van a querer ir, y por otro lado hay una ley provincial. Es una problemática complicada, podemos intensificar los controles, pero no podemos descuidar la zona urbana, porque siguen habiendo robos, infracciones de transito, fiestas en casas , denuncias por ruidos molestos. Tenemos 100 efectivos y hoy Claromeco tiene 60.000 personas”. 


Pablo Romano planteó que "los chicos no necesitan contención, necesitan límites"


Ordenamiento 
Por su parte, Pablo Romano señaló que “estamos buscando un papá privado, un papá Estado que cuide al chico en la noche, está desmadrado en la exigencia. Hay que volver para atrás, hay que ordenar, toda la minoridad está con el Código Civil debajo del brazo. No es un problema de la nocturnidad, es un problema global, pasa a las 22, a las 23, en una cancha de futbol etc.”. 

Romano también indicó que “los menores han ido manejando la situación, Yo cuando escucho la problemática de la nocturnidad, digo ¿que problemática? si es lo que buscaron. No querían boliche porque hay que pagar, porque hay que entrar a las 2, porque nos quedamos sin la previa, se pasaron de largo”. 

Al expresar su postura, sostuvo que “están matando los servicios ¿quién quiere agarrar la sarten? Nadie. ¡Si es un problema para todos!. Los pibes con su sabiduría nos llevaron a esto, ellos aprovechan el libertinaje, fueron promoviendo, transgrediendo y hoy estamos encerrados los adultos en el problema”. 

Entre otras apreciaciones, aportó la idea de tener una zona destinada a las reuniones. “Si necesitan un lugar abierto en la playa podría ser frente al Reloj, que está alejado de las casas, hay playas”. 

Hizo referencia a la propuesta de “hacer tres predios licitables en la playa y que la música vaya al mar, si hay viento norte se preserva el dormir de la gente o sino el circuito de motos.” 

Del mismo modo, observó: “Que la palabra oficial diga, no se puede hacer nada, es un buen mensaje para los padres porque ellos se manejan rápido. No se puede traer un ejército para controlar, dar ese mensaje para que no vengan con reclamos y se termine esta parte mágica de que estén esperando que papá Estado solucione un problema que nace de la casa y que mañana si hay una víctima no miren el Estado. Los chicos no necesitan contención, necesitan límites”. 

En tanto, el concejal Carlos Avila expresó que “es difícil, se cruza con leyes. Ojalá podamos sacar algo positivo provisorio por esta temporada, está todo pensado para mayores, pero la realidad es que los más chicos también salen y en eso tenemos que poner la mirada. Empezar por darles seguridad, una zona de boliches tiene que existir”.