Deportes

Hubo incidentes

Once es el primer finalista

13|12|21 17:54 hs.

Once Corazones se convirtió ayer en el primer finalista del Torneo Oficial de fútbol de Primera División al vencer en Indio Rico a Colegiales por 1 a 0. En un partido sin demasiadas emociones y que terminó con mucho nerviosismo y algunos incidentes, el gol de Leandro Rivera a los 30 minutos del primer tiempo le alcanzó. 


Sin desplegar un juego de dominio total, el Azul fue inteligente con su planteo, se apoyó en el poderío de sus atacantes y se mostró muy seguro en el fondo. En la otra vereda, Colegiales nunca se pudo imponer y aprovechar sus jugadores más desequilibrantes, lo que le dificultó ser incisivo en la zona alta. 

Las imágenes de la tarde de fútbol en Indio Rico (Goyo Fernández)


En los primeros minutos el local se mostró mejor y tuvo sus ocasiones, con un remate de Tanno y un córner que conectó Caro sin potencia. Luego lo tuvo Heim a los 20 sin dirección, hasta que a los 30 se dio el quiebre del juego. Bretschneider perdió la pelota en un lateral, la pelota fue larga para Rivera por esa punta y el “9” superó a Espinal para quedar mano a mano con Alonso y definir al palo del arquero y poner el juego 1 a 0. 


Rivera ya convirtió y corre a celebrar el único gol del partido (Goyo Fernández)


A los 35 Cabral tuvo el segundo, con un remate de media vuelta que sacó del ángulo Alonso. Mientras que a los 40 llegó la primera situación clara de la visita, con un remate de larga distancia de Mainini que dio en el travesaño. 

En la última de la primera mitad Once nuevamente pudo ampliar, porque Errozarena mandó un centro a la cabeza de Rivera, que bombeado terminó en el travesaño. 

En la segunda mitad el Escolar salió con mayor decisión, pero sin grandes ideas e intentando llegar al gol más por potencial que por juego. El Azul se refugió, juntó su línea de defensores con volantes y dejó a Rivera para la contra. 

Con ese panorama Colegiales tuvo sus chances, y las mejores fueron de Elorza. A los 12 un cabezazo sin dirección y a los 32 en un centro frontal que falló Alberca cabeceó al travesaño. 

En el local Rivera lo pudo liquidar, pero se encontró muy solo, y en la última y sin arquero no llegó el ingresado Enzo Piñero. Tras el festejo y la clasificación, el plantel de Once ingresó al vestuario para continuar con la celebración, pero el público de Colegiales le arrojó objetos a las ventanas, lo que cambió la alegría por preocupación ya que algunos jugadores sufrieron golpes y cortes. Desde la hinchada visitante también le habían arrojado botellas a los árbitros cuando se retiraban del campo de juego.




Add space 300x250x2