Abrazo de campeón para Maximiliano Yané (Jorge López de Ipiña)

Deportes

La corona de Tc del 40 fue para Claromecó

En la cupecitas festejaron los hermanos Yané

06|12|21 09:47 hs.

Los hermanos Luciano y Maximiliano Yané rompieron todos los pronósticos y con dos soberbias victorias, una de cada uno, se quedaron con el título de la recuperada TC del 40. 


Como si fueran uno, Luciano y Maximiliano unieron fuerzas y capacidades, así tras una mala clasificación donde quedaron séptimos, Luciano tuvo una notable largada que lo puso cuarto; a la vuelta siguiente pasó a dos más en la curva uno y en la ronda posterior saltó a la punta dando cuenta de Romeo que llegaba como líder del campeonato, pero donde su rendimiento fue decayendo hasta perder también con Irigoyen en una entretenida carrera y en brillantes maniobras. 

Pero el del auto N°1, esa cupecita azul y blanca salía como ninguna de abajo y tenía una velocidad final arrolladora, que sostenía y fortalecía cualquier esperanza. 

Con la chance intacta y partiendo desde la pole, el turno y responsabilidad era para Maximiliano, pero decididos a que la corona quedara en Claromecó, Yané largó de manera ideal y abriendo el camino veía por los espejos como Irigoyen daba cuenta de Romeo, con lo cual las chances eran una hermosa y palpable posibilidad. 

Así, Maximiliano siguió acelerando a fondo, dominante en todos los sectores del autódromo pese a la intentona de un Irigoyen que se exigió al máximo pero no pudo. 

Atrás la lucha “cuerpo a cuerpo” estaba por el cuarto puesto, y adelante el andar triunfal de Maximiliano era digno de un monarca, o mejor dicho, de dos Yané campeones.