Sara Vallejo cambió su casa por un hogar con ruedas. Lleva mucho tiempo en las rutas y su combustibl

La Ciudad

Sara Vallejo, viajera

“Tres Arroyos me encantó”

11|11|21 08:58 hs.

Sara Vallejo tiene 83 años de edad. Nació en Buenos Aires y es divorciada hace muchos años. Tiene tres hijos, tres nietos y tres bisnietos. Una persona viajera que lleva algunos años recorriendo Sudamérica en su motorhome. Como si esto fuera poco, también brinda charlas para adultos mayores, motivándolos e incentivándolos a viajar y disfrutar esa etapa de la vida. 


Actualmente está recorriendo Argentina y ha pasado por varios países, sumando distintas experiencias a su rica historia de vida. El último martes y en horas del mediodía, pasó con su flamante motorhome por Tres Arroyos, justo por fuera de la Escuela 12. 

Hizo noche en casa de la familia Hein, a quien se encontró por las calles de nuestra ciudad, quienes le brindaron asistencia ante lo que podía llegar a necesitar, para continuar con su viaje hacia Capital Federal. Asimismo, recordó que una vecina le obsequió algunos alfajores de regalo, lo que la puso más que feliz y le hizo su camino, más placentero.

En diálogo con La Voz del Pueblo, explicó que “pude conocer un poquito de una localidad hermosa y Tres Arroyos me encantó. Pasé porque viajaba hacia Buenos Aires, para ver a mi hermano. Había visto imágenes del lugar en alguna otra oportunidad y hubiese sido lindo tener más tiempo, pero igualmente me llevo un gran recuerdo”. 


Sara Vallejo cambió su casa por un hogar con ruedas. Lleva mucho tiempo en las rutas y su combustible, es el encuentro


Estuvo en casa de Alfredo y Andrea Hein, un matrimonio con cuatro hijos. Ellos, se la encontraron en una de las estaciones de servicio sobre la ruta 3, y la llevaron a su casa para darle ayuda. “Grandes personas que colaboraron con los arreglos generales del motorhome, porque parecía que perdía la bomba de agua y me dieron asistencia a través de un mecánico. Dimos una vuelta muy corta, ya que estaba de paso y tenía ese desperfecto en mi casa rodante. Lo pudimos solucionar a ese desperfecto. Compré una bomba de agua nueva, aunque me pudieron arreglar la que yo tenía. Esas casualidades no ocurren en las ciudades grandes”.

Su libro 
Además, escribió un libro titulado "80 años no son nada" y justamente en Tres Arroyos, vendió el último ejemplar de los que traía en viaje con ese fin. Fueron alrededor de 40 y los fue vendiendo por el camino. 

La particularidad hizo que el último ejemplar, quede en nuestra localidad. “El libro cuenta un poco sobre mí historia, mis viajes y sobre el cambio de vida que hice al vivir como nómade, viajando arriba de mi motorhome. Eso marcó un antes y un después, sin lugar a dudas. Vendí mí casa, mis cosas y el auto y decidí ser sobre seis ruedas, conociendo diferentes lugares. Me aburría la vida chata de las mujeres de mi edad que no tenían proyectos para un futuro que se quedaban hablando de enfermedades, médicos, tejidos, televisión y novelas. Eso no me parecía nada divertido, y opté por darle un giro completo a mi existencia”, agregó con énfasis Sara Vallejo. 



En relación a ello, pensó seriamente qué es lo que le gustaba hacer y cuál era el proyecto que quería encarar para los próximos años. Allí fue que hizo un click y entendió que le gustaba mucho viajar, algo que siempre hizo, pero de otra manera. 

Apasionada por el manejo, indicó que “también me gusta mucho conducir. Por eso es que hice coincidir las dos cosas y me compré el motorhome, para recorrer diferentes lugares y vivir al mismo tiempo. Es una vida nómade. Amo esto que elegí y no lo cambiaría por nada en el mundo. Tengo cero arrepentimientos. Estoy feliz con el modo de vida que llevo adelante. Sola, manejo mis tiempos y no necesito más nada”. 

De este modo, reconoció no darse cuenta del cambio rotundo que hizo, pero está feliz con la decisión que tomó. “No me doy cuenta del cambio de vida que implementé. Lo voy haciendo día a día y todos los que me van conociendo en el camino, no dejan de sorprenderse. A mí me encanta y me parece lo más normal. Es maravilloso. Es lo mejor que hecho en mi vida”, subrayó. 



Por último, reconoció haber dado varias charlas a lo largo del tiempo, algo que sigue haciendo cada vez que la convocan para ello. “Hace cuatro años que estoy viajando por el mundo y eso es fantástico para mi forma de ser. Es una experiencia hermosa, tengo muchos seguidores en las redes sociales y es fabuloso tanto cariño de la gente cuando me ven por algún lugar”, finalizó. 

Sara Vallejo entendió como ninguna que el camino de uno puede ser más lindo después de la jubilación. Sin dudarlo, vendió todo lo que tenía para adquirir su motorhome y girar por las rutas del mundo para vivir su vida de otra manera totalmente diferente.  



Add space 300x250x2