El local que sumó Simaqh está ubicado en Lucio V. López y Alvear

La Ciudad

Orientada al rubro bosque y jardín

Simaqh abre hoy una nueva sucursal

23|09|21 09:10 hs.

Eduardo Iribarne es titular de la firma Simaqh, ferretería industrial. La misma, se encuentra ubicada en la esquina de la avenida San Martín y Las Heras. La novedad es que a partir de hoy, tiene una nueva sucursal de su comercio pero que está ambientada al rubro de la jardinería, aunque sin perder la esencia que ganó con la trayectoria de más de diez años.


El nuevo y flamante local, está ubicado en la esquina de las calles Lucio V. López y Alvear, en pleno barrio residencial. En diálogo con La Voz del Pueblo, Eduardo Iribarne, oriundo de Tandil pero radicado en Tres Arroyos hace muchos años, manifestó que “lo que se está buscando es, un poco, desarticular el otro negocio. El primer negocio está básicamente orientado a todo lo que es la parte de construcción y soldadura. El 12 de marzo del año que viene, vamos a cumplir diez años que abrimos. Fuimos desarrollando toda esta parte de bosque y jardín y empezamos a encontrar un nicho aparte de lo que es nuestro fuerte, porque dentro de la parte de lo que es soldadura, vendemos gases industriales. Abastecemos a toda la industria en general”. 

Ante esta situación, el año pasado decidieron armar este punto de venta porque consiguieron la representación de la marca Echo. “Tanto cho, como todas las marcas, son líderes en todo lo que es la parte de herramientas para bosque y jardín. Desmalezadora, motosierra, sopladora y demás. No es tan fácil conseguir una representación. Logramos conseguir la de Echo y Sensei, como segunda marca más hogareña que compite con lo mismo, pero del segmento hogar”, agregó.

Se decidió por armar un nuevo local y para darle este perfil, desarticularon el negocio de la avenida, por una cuestión de espacio porque allá estaban desbordados. “Hacemos esto acá con lo mismo, básicamente darle esta orientación de bosque y jardín. Tenemos toda la parte de hidrolavadoras y de ferretería también, como tenemos allá. Herramientas fijas y de mano, eléctricas. Bulonería, elementos de seguridad industrial, calzado, protectores faciales, guantes y varias cosas más. Vas a venir a una ferretería, pero con una orientación a todo el rubro de jardinería. No dejamos de atender lo nuestro”, subrayó Iribarne. 


Eduardo Iribarne y la felicidad en su rostro, por la apertura de una nueva casa


En el comercio de la avenida, también se hará alguna especie de reforma. En este sentido, apuntó que “empezaremos con algunos cambios allí en cuanto a imagen, darle más o menos lo mismo que a esto, pero orientarlo a todo lo que es la parte de soldadura y construcción. Tauro es una marca muy importante de máquinas de soldar y tenemos una representación de ello y todo lo que es la herramental de construcción. Estamos preparados para absorber cualquier tipo de demanda. Desde que nací, me dediqué a este rubro. Armamos una sociedad con mi primo, somos de Tandil. Hermanos de la vida. Pusimos puntos de venta acá”.

Convicción 
Desde siempre, quiso estar presente con sus comercios donde estaba el movimiento de gente en la ciudad. “Yo quería estar acá, de la misma manera que estoy allá, en plena avenida San Martín. Sí, quiero estar donde está el movimiento. Después va en cada uno como quiera desarrollar su comercio. Vengo del rubro. Mi familia tiene un negocio en Tandil hace más de 80 años con sucursales en otras localidades. Me crie con todo eso. Nací con esto. Decidí retirarme hace diez años del emprendimiento familiar, para largarme solo acá en Tres Arroyos”, remarcó con ilusión.


El local que sumó Simaqh está ubicado en Lucio V. López y Alvear


Los horarios son exactamente los mismos para ambos lugares. Con la pandemia, tuvieron que cambiar el horario comercial. Hoy, están abriendo de 8 a 13 horas y de 15 a 18.30. A partir del mes que viene, cambiarán para estar de 8 a 12.30 y de 15 a 19. En base a ello, indicó que “tenemos todos los métodos y medios de pago. Estoy contento y con muchas expectativas. Apuntamos a ir para adelante. Nací con toda la parte de comercio y mirando esto. Estoy acostumbrado a apostar y a aprender. No conozco otra forma, es lo que sé hacer. Me va bien y doy gracias por eso”.

El año pasado, trabajaron en gran forma y eso no lo pasó por alto. “Fue nuestro mejor año desde que abrimos. A raíz de eso, decidimos apostar al crecimiento. Invertimos y Dios quiera sigamos así. Este es un rubro que te entra por los ojos, cuando las cosas están bien exhibidas, es otra cosa”, reconoció.

Por último, no se olvidó de su clientela firme de tantos años. “Queremos que nuestros clientes estén lo mejor posible atendidos, estamos en dos lugares distintos de la ciudad, pudiendo atender mejor. Buscamos otro punto y más clientes. Al estar ahora también en un barrio residencial, trataremos de captar otro público y target de gente, que es lo que buscamos con esto. Tenía otras inquietudes y quise hacer mi camino. Es experiencia y estoy feliz por ello”, finalizó Iribarne.