Los jugadores de Huracán celebran el quinto gol, el de Ciccioli (Goyo Fernández)

Deportes

Huracán goleó 5 a 0 a Quilmes

Un Globo inflado con goles

20|09|21 09:29 hs.

El clásico más popular de la ciudad se quedó para Huracán, que con un gran funcionamiento colectivo no le dio chances a Quilmes y lo derrotó por 5 a 0. El partido, cargado de un alto voltaje por el gran marco de público, rápidamente estuvo condicionado a la disparidad. 


Con tan solo tres minutos de partido jugado, Alejandro Marín fue expulsado en el Cervecero por una agresión dentro del área a Lucio Barroca. Cuando la visita se disponía a salir después de un centro cortado por su arquero, el defensor central quiso “marcarle” la cancha al 10 albo, pero quedó expuesto ante todos y lo que parecía una salida normal terminó en roja, penal y posterior gol del propio Barroca. 

Con el 1 a 0 en el tanteador y un hombre más en cancha, el Globo se lució en lo que mejor hace, tocar la pelota, hacerse ancho y castigar los espacios en los cambios de ritmo. 

Lautaro Domínguez fue el termómetro del elenco local, que no dejó que Quilmes se recuperara del sofocón inicial. Más aún cuando, luego de dos contras desaprovechadas por la visita, Huracán encontró el 2 a 0 en los pies de Henríquez. 

En el complemento las cosas parecían cambiar porque el Cervecero se reacomodo tácticamente, Huracán se quedó con un jugador menos por la expulsión de Prieto y la energía visitante se tradujo en un avance en el campo.

Pero poco duró esa reacción, Fernández fue expulsado por doble amarilla mientras dialogaba con su propio banco de suplentes, algo tan extraño como devastador para los de Sandroni, que sintieron el peso de ir siempre desde atrás. 

Huracán tomó eso con determinación para liquidar el partido; el juego pasó lejos del área local y los goles llegaron. Liébana, Elizondo y Ciccioli, con un exquisito tiro libre, pusieron el 5 a 0 final con el que Huracán se adueñó del clásico y de la punta de su grupo en la tercera fecha del fútbol tresarroyense.