Mansilla fue derivado al centro de salud, donde fue intervenido

Policiales

Violencia en las calles

Otro herido de bala en menos de 24 horas

06|09|21 08:47 hs.

Un hombre fue herido de bala cuando caminaba por una calle del Barrio Santa Teresita y se transformó en la segunda víctima de un episodio en el que se da un abuso de armas y la tercera que termina hospitalizada durante el fin de semana a raíz de la violencia urbana.


La víctima del caso más reciente fue identificada por la policía como Nicolás Mansilla, quien en las primeras horas de la noche del sábado, alrededor de las 20.20, fue baleado por un sujeto desconocido cuando caminaba por la calle Sargento Cabral al 1600. 

A raíz de la lesión, Mansilla fue trasladado al área de emergencias del Hospital Pirovano, donde luego de atenderlo se dispuso que permanezca internado y con posibilidades de que sea trasladado en la jornada de hoy a un centro de salud de mayor complejidad en Bahía Blanca.

El ataque sufrido por Mansilla conforma el tercer episodio de estas características en menos de veinticuatro horas, ya que a la una de la madrugada del mismo sábado, resultó herido de bala Marcos Buono, aparentemente tras haber herido con un arma blanca a uno de los sospechosos de haber cometido el ataque sufrido por él. 

En ese sentido, fuentes médicas le informaron a LA VOZ DEL PUEBLO que Kevin Giljbelrs, de 24 años, continuaba internado anoche y sometido a distintos estudios médicos, mientras que Buono, luego de confirmarse que la bala había provocado una herida superficial, continuaba aprehendido en la Comisaría, a la espera de ser recibido en la Fiscalía para declarar en el marco de los hechos que se le imputan.

Más violencia 
Por otra parte, cabe recordar que en la misma madrugada del útimo sábado, fue denunciado otro ataque a tiros en el barrio Santa Teresita, aunque en esta oportunidad, no hubo que lamentar heridos. 

Tal como se informó en nuestra edición de la víspera, un grupo de jóvenes fue baleado desde un auto cuando se encontraba en la vía pública, aunque afortunadamente no hubo que lamentar heridos. 

En tanto, la jornada violenta ya se había manifestado en la madrugada del viernes, cuando un joven debió ser asistido por la policía y trasladado a la guardia del Hospital Pirovano, después de haber quedado desvanecido en la calle como consecuencia de una golpiza recibida en un local nocturno de las inmediaciones.