El fiscal Juan Pablo Schmidt (izquierda) ingresa al Tribunal tresarroyense acompañado del doctor Fab

Policiales

Juicio por el crimen del plomero

Veinte testigos recrearon detalles de una trágica madrugada en Tres Arroyos

04|09|21 09:29 hs.

 Unos veinte testigos de los treinta que está previsto escuchar en el marco del juicio por “homicidio en ocasión de robo” que se le sigue en nuestra ciudad a un menor de 17 años, a raíz de la muerte del plomero Carlos Fernández (57) en la madrugada del 10 de septiembre de 2020, brindaron su testimonio en la primera jornada del debate. 


Si bien no trascendieron detalles del juicio que se viene desarrollando con total hermetismo a raíz de la minoría de edad del único imputado (cuyos datos no pueden informarse por razones legales), fuentes judiciales informaron que la primera audiencia de juicio por uno de los dos homicidios registrados en Tres Arroyos en 2020, se desarrolló hasta anoche alrededor de las 20, con apenas un cuarto intermedio de una hora, después de haber comenzado alrededor de las 10 de la mañana. 

Ahora, está previsto que el próximo lunes se lleve adelante la segunda y última audiencia partir de las 9 en la sala de juicios orales "Doctor Eduardo Ricardo Ruppell", en la calle 25 de Mayo 160; donde ayer por la mañana se concentraron familiares de la víctima y el imputado que, al momento del hecho, tenía 16 años y hace un año que se encuentra privado de su libertad en el penal de Batán. 

La prueba testimonial fue ventilada ante el Tribunal de Menores conformado especialmente para la ocasión por los dos titulares de los Juzgados del fuero de Bahía Blanca, el doctor Pedro Morán y la doctora Natalia Giombi, mientras que la doctora Claudia Olivera, titular del Juzgado de Garantías del Joven N°1, completó la nómina de magistrados, ante los que expuso sus argumentos el fiscal de menores Juan Pablo Schmidt, mientras que la defensa del imputado está a cargo de la doctora Elisa Hospitaleche.

Trágico robo 
Carlos Fernández era un plomero gasista de 57 años que residía junto a su familia en una casa de la calle Jujuy 430, donde en la madrugada del 10 de septiembre de 2020, un delincuente armado ingresó al patio de la propiedad con fines de robo y, al verse sorprendido por la víctima, le efectuó un disparo en el abdomen que le costó la vida. 

Durante la audiencia de ayer se revivieron detalles de ese trágico episodio y la manera en que se llegó a dar con el sospechoso que finalmente se entregó en la comisaría acompañado de su abogada.

Sobre el cierre de la jornada de ayer, pudo saberse que el joven hizo uso de su derecho a declarar, aunque por cuestiones de reserva no se informaron detalles de su testimonio, antes de volver a ser trasladado por el personal del Servicio Penitenciario Bonaerense al penal de Batán, donde se encuentra alojado desde septiembre del año pasado. 

Según pudo saberse, el próximo lunes a partir de las 9 comenzarán a recepcionarse los últimos diez testimonios pendientes, mientras que, luego de un cuarto intermedio, está previsto que se realicen los alegatos de las partes y, venticuatro horas más tarde, se dictará el fallo del Tribunal a través del cual se conocerá únicamente si el imputado es responsable de los actos que se le imputan. 

Tal como lo indica la ley, en caso de afrontar una interpretación positiva de su participación en los hechos, cuando cumpla 18 años se debe realizar una audiencia de cesura en la que un Tribunal fijará la pena, a la que, a su vez, se le computará el tiempo que el joven ya lleva detenido.