Sandoval busca avanzar frente a la marca de Guillerat (Goyo Fernández)

Deportes

Se impuso como visitante por 89 a 61

Argentino no dejó dudas ante Quilmes

03|09|21 08:40 hs.

El partido inaugural del Torneo Oficial de Básquet de la ATB mostró en alta dimensión a Argentino Junior, quien tuvo una arrolladora presentación en el estadio de Quilmes, venciendo al Cervecero por un amplio 89 a 61. 


Después de una “agitada” semana previa en la ATB, por la decisión adoptada inicialmente en la que todos los jugadores e integrantes del match, más el público, debía estar vacunado, al pisar el parquet de calle Sarratea nos encontramos con la presencia de dos jugadores de Argentino (Gonzalía y Montes) que habían pedido jugar sin cumplir ese requisito, que hasta el lunes era obligatorio; pero esta exigencia varió tras la reunión de la ATB con el Comité de Emergencia Municipal, donde se aportó la alternativa de jugar sin vacunarse pero sí con un hisopado negativo. Esto generó un valioso y positivo cambio al reglamento interno del torneo, que todos los planteles podrán adoptar en aquellos integrantes que no se han ni desean vacunarse. 

Sobre el partido propiamente dicho, y si bien por lo general los 40 minutos suelen ser el contexto acostumbrado para el inicio, desarrollo y desenlace de una estrategia, anoche bastó con el primer tiempo, y hasta quizás con el primer cuarto, para desarrollar las tres alternativas, porque en esos 10 primeros minutos el equipo de Colamarino no sólo sacó una diferencia de 13 puntos, sino que también maniató a un rival con un limitado volumen de juego y anoche con pasajes de escasísimos porcentajes para anotar, sumado a los repetidos errores en la faz defensiva que dinamitaron su confianza y sus chances en el debut. 

Argentino salió a la cancha con un vértigo y una velocidad arrolladora para los de Agustín de Iraeta; la punta de lanza fue Danzey con sus penetraciones. Inmediatamente Sandoval tomó la posta rompiendo la línea defensiva y llegando al aro con espectacularidad y efectividad; también algún triple de Gonzalía y el aporte del resto. El 21-8 fue lapidario, porque en el segundo parcial el Bichito siguió perforando la defensa de Quilmes, quien buscó el pase apurado y así le permitió al rival recuperar varias pelotas y correr al gol, como también lo hizo en posiciones estacionadas. 

El 48-19 para la visita era el mejor reflejo de lo que pasaba en la cancha; y con mucho por recorrer en un partido que a esa altura parecía ya definido, asomó el lugar para que los de Colamarino se excedieran en algunos movimientos individuales o el intentar algunas jugadas con “mucho optimismo”, no obstante Perticarari aportó su habitual regularidad, Danzey siguió dominante en la pintura y el resto continuó aportando para redondear un amplio y cómodo triunfo. Del lado del local algunas cosas se “maquillaron un poco mejor”; Franssen mostró personalidad, chicos como Guillerat y San Román despertaron el aplauso con algunas anotaciones, lo mismo que D’María con un par de triples, y si bien Luna y Muñoz fortalecieron su goleo, no estuvieron a la altura de lo que pueden y de lo que Quilmes necesita de ambos. 

QUILMES (61): D’María 8, Guillerat 7, Muñoz 10, Franssen 10 y Luna 17 (fi); San Román 3, Balbuena 2, Bottoni, Góngora 4, Alzueta y González. DT: Agustín de Iraeta. Libres, 9 de 19. 

ARGENTINO (89): Sandoval 19, Acosta 4, Perticarari 14, Montes 4 y Danzey 21 (fi); Masson 7, Diego Gonzalía 6, Ambrosius 6, Domínguez 8, D’Annunzio. DT: Gabriel Colamarino. Libres, 17 de 23. Danzey fue descalificado por dos faltas técnicas. 

Parciales: Quilmes 8-Argentino 21, 19-48 y 35-70. 

Árbitros: Lucas Bianco y Sebastián Anta. 

Estadio: Quilmes.