La Ciudad

Efusivo pedido en la Banca Ciudadana

Concejo: la oposición cuestionó la prestación de salud en las localidades

20|08|21 11:20 hs.

La salud pública de Tres Arroyos volvió a ser blanco de los cuestionamientos por parte del arco opositor en el Concejo Deliberante, ámbito en el que una vecina de Claromecó, en uso de la Banca Ciudadana, también se dirigió en duros términos hacia las autoridades que toman decisiones y hacia los concejales por entender que no cumplen con sus respectivas funciones. 


Todo se dio ayer, en el marco de una extensa sesión ordinaria en la que solo se abordaron dos proyectos de ordenanza: uno basado en la conformación del equipo Proveer Salud y el restante en la creación del sistema de alarmas vecinales.

El resto de la jornada legislativa se centró en pedidos de informes al Departamento Ejecutivo sobre diversos temas, sobre los cuales hubo cuestionamientos de todo tipo al oficialismo, que sólo respondió en contadas ocasiones. 

El tema de la salud pública local tuvo abordaje en varios pasajes de la sesión. En uno de ellos, el cuerpo deliberativo, por unanimidad, aprobó la conformación del equipo "Proveer Salud".

Se trata de un proyecto presentado desde Juntos por el Cambio que consiste en la creación de un grupo de profesionales de la salud para que asista la creciente demanda de atención primaria de los vecinos de las localidades del distrito.

La concejala Daiana De Grazia (Juntos por el Cambio) se mostró satisfecha por la sanción de la mencionada ordenanza. En su argumentación, dijo: "Es una emoción para mi tratar hoy -por ayer- este proyecto, el cual se viene presentando desde la UCR desde hace 16 años en el Concejo Deliberante". 

"Creemos que las localidades tienen que tener los mismos derechos que la ciudad cabecera en cuanto a salud, educación y servicios", sostuvo la concejala, quien, además, mencionó que en reiteradas ocasiones la misma propuesta había sido presentada por grupos que participaron del Concejo Deliberante Estudiantil. 

"Los chicos también ven esa necesidad. Alumnos de Reta y de Claromecó han presentado proyectos similares. Claramente se ve que la prestación de la salud en las localidades no está satisfecha", agregó. 

De Grazia manifestó que "la concurrencia de especialistas en las localidades es un reclamo persistente. No es lo mismo que a un chico lo atienda un médico clínico a que lo atienda un pediatra. Tampoco es igual que a una embarazada la atienda un ginecólogo o un generalista". 

En su amplia argumentación, la edil de Juntos por el Cambio indicó: "Ni los chicos, ni las embarazadas de las localidades son de segunda. Tampoco lo son los adultos mayores. Por eso, necesitamos que los especialistas vayan a los pueblos. Es un derecho de todos. Es una necesidad que venimos reclamando desde hace 16 años y no se puede hacer oídos sordos a esta situación".

Previo a la votación final, cuyo saldo fue la aprobación unánime del proyecto, De Grazia le marcó la cancha al municipio. "Ahora le corresponderá al Ejecutivo ponerse al hombro este tema y nosotros, como concejales, controlar que se cumpla", indicó la autora del proyecto aprobado ayer.

Interpretar lo que pasa
Por su parte, el concejal Juan Gutiérrez (Frente de Todos) se refirió con amplitud sobre el tema salud en las localidades y apuntó sus cuestionamientos a las principales autoridades del Departamento Ejecutivo. 

Tras valorar de especial manera la actitud de los jóvenes que en su momento motorizaron un proyecto similar al aprobado ayer, se detuvo en dar su punto de vista con respecto a las deficiencias en el sistema de salud de Claromecó. 

Al respecto, dijo: "Llegaron dos nuevos profesionales a la localidad. Les deseamos toda la suerte, tanto a ellos como a la comunidad. Sin embargo, sabemos que la localidad tiene un problema muy grande con la salud, con el arraigo y con la inserción de los profesionales y su familia dentro de la comunidad". 

Y agregó: "Señores del Departamento Ejecutivo: cada localidad tiene su propia idiosincrasia. Todas tienen sus propias realidades y necesidades, pero en el caso de Claromecó, con frecuencia tenemos malas noticias con respecto a la salud. Traten de interpretar lo que pasa en dicha localidad. Si se pone en una misma bolsa todo lo que tiene que ver con el distrito, a la salud de Tres Arroyos le va mal. Hay que apoyar y acompañar a los médicos de pueblo que hacen medicina en las localidades. Es un trabajo muy difícil ser médico de pueblo". 

En tanto, Gutiérrez dijo: "Hay que tratar de interpretar la problemática específica de cada lugar y ver, como administración municipal, lo que se puede hacer para que haya un éxito en la relación entre un médico de pueblo y su comunidad, en este caso, la de Claromecó". 

Desde la Banca Ciudadana 
Previo a la sesión ordinaria, María de los Ángeles Fitzsimons, vecina de Claromecó, hizo uso de la Banca Ciudadana y desde ese lugar no se guardó nada. 


María de los Angeles Fitzsimons, desde la Banca Ciudadana


En su extensa intervención, de alrededor 20 minutos -la ordenanza establece que son diez minutos, incluso, cuando fue advertida por el exceso, no tuvo en cuenta el pedido y siguió con su discurso-, la vecina pidió que se trabaje para que la localidad tenga un plan integral de salud. 

En su exposición, enérgica por momentos, se quejó por la prestación que se brinda en el Hospitalito, sobre el cual destacó su infraestructura externa pero luego aseguró que "el edificio está vacío. Cuando no se encuentran respuestas, está vacío". 

Fitzsimons, cabe mencionar, fue la persona que hace dos meses trasladó a una pareja de adultos mayores diagnosticada con Covid 19, pero que, según se denunció en ese entonces, no recibió el seguimiento correspondiente por parte del médico de Claromecó.

En un duro discurso, la vecina les reclamó a los concejales trabajar sobre el tema. “Con la vida no se jode, no se juega, no se manipula y no se ahorra. La salud no es un gasto, es una inversión”, dijo con énfasis.