El básquet local vivirá una noche de fiesta en Quilmes con la final entre Costa Sud y Huracán

Deportes

Básquet local

El clásico define la Copa Ciudad

13|08|21 09:26 hs.

El básquet local vivirá una noche de fiesta en Quilmes con la final entre Costa Sud y Huracán Los condimentos para una noche cargadas de emociones están servidos, la expectativa es grande y el deseo de gritar campeón incalculable. El básquet local busca un monarca, el cual por la pandemia se hace esperar, pero hoy llegará el momento de definirlo con el clásico más añejo de la ciudad: Costa Sud vs. Huracán. 


Será el último partido de la Copa Ciudad de Tres Arroyos que organizan en conjunto la ATB y la Municipalidad, en la cancha de Quilmes y desde las 21, con un estricto protocolo de entradas (ver aparte) y sanitario. 

Lejos quedó el inicio del 18 de marzo, cuando voló la naranja nuevamente al aire y el básquet local vivió otra vez su pasión. El crecimiento de casos de Covid en el distrito generó una pausa, la cual se levantó la semana pasada y permitió llegar al emotivo partido de esta noche. 

Los resultados quisieron que a la final lleguen los clásicos rivales, Costa Sud y Huracán. El Oriverde ganó su grupo y eliminó con autoridad en semifinales a Club de Pelota, con una descollante actuación de Juan Menna. Mientras que el Globo fue segundo en la misma zona, y dejó en el camino en las semifinales a Argentino, de gran desempeño en la primera etapa, en un encuentro donde mostró sus garras. 

Este año el clásico ya cuenta con un antecedente, el triunfo del Oriverde en condición de local por la segunda fecha por 83 a 66. Pero más allá que aquel partido terminó con una marcada diferencia, el juego de hoy seguro será diferente por ser una final y la copa que ambos planteles desean levantar.  

Las entradas 
La final de esta noche contará con un público acotado, ya que el protocolo establece un máximo de 120 personas en el estadio. Para poder presencial la definición los interesados deberán anotarse previamente en la lista de Costa Sud o Huracán, y cada institución podrá vender un máximo de 60 entradas. Desde la ATB se solicitó que “los que no estén en el listado que no se lleguen al estadio quilmeño porque no van a poder acceder”. También se pidió que los espectadores arriben con anticipación.

-0-0-0-0-0-

“Somos un equipo de pibes” 
Aunque solo tenga 21 años Agustín Bayúgar parece en la cancha un jugador experimentado, con mil batallas en el básquet local. Y el último martes le tocó liderar a Huracán en una más, ante Argentino, la cual con mucho esmero lo encontró en el bando ganador y con la clasificación en la mano a la final de la Copa Ciudad de Tres Arroyos. 

“Una alegría enorme poder ganar, poder volver a jugar otra final en Primera después de dos años”, destacó al término del partido frente al Bicho en diálogo con La Voz del Pueblo. Pero también imponerse de la manera que lo hicieron y con las herramientas propias les dio un plus: “Somos un equipo de pibes, todos del club, que nos rompemos el lomo entrenando, con complicaciones, con algunos que tiene otras cosas que hacer. La verdad que supimos sobrepasar las adversidades, salir adelante y venir hoy a jugar un gran partido”. 


Agustín Bayúgar (Goyo Fernández)




En el plantel del Globo finalista el más experimentado es Franco Bayúgar, y el resto de los jugadores con los que dispone el DT Manuel Locatelli no superan los 22 años. “El juego que nos caracteriza es intensidad en defensa y correr en ataque. Creo que ahí estuvo la diferencia en el partido, llegamos con más resto físico y la verdad que estoy muy contento”, reconoció. 

Contra Argentino se vio una talla menor por parte de Huracán, algo que deben superar con sacrificio. “Nos tenemos que esforzar el triple en los bloqueos, ir todos al rebote, nos llenamos más de faltas porque somos todos bajos y lo primero que hacemos es bajar la mano. Pero el equipo es éste, es lo que hay, y la verdad que llegar a una final con Huracán es una alegría enorme”, afirmó Bayúgar. 

Hoy tendrán en frente a Costa Sud, un equipo más experimentado y que es el clásico rival. “Es un equipo parecido al nuestro en el sentido de intensidad y correr, más edad sí pero el juego es similar al nuestro. Va a ser un partido muy entretenido para ver”, adelantó el jugador del Globo que en cuanto a en qué tendrán que hacerse fuertes, reconoció: “En la defensa principalmente, saber aprovechar las falencias de ellos y hacérselas pagas en ataque”.

-0-0-0-0-0-

“Hay que disfrutarla ante todo” 
La felicidad en Juan Menna no sólo reinaba por haber conseguido con su Costa Sud una nueva final donde él fue la gran figura del match, es que haber vuelto a jugar era un derecho tan deseado que al hacerse realidad desató esas emociones. “Disfrutar esta fiesta, con el marco increíble de público y el partido como se dio, la verdad que me da mucha felicidad, una enorme alegría y nos impulsa a seguir con todo”, valoró el goleador. 

En el ambiente se sentía cómo la gente y planteles disfrutaron el momento. “Antes del partido, charlé con los chicos por volver a jugar por sobre todas las cosas; obviamente queríamos que el resultado fuera positivo como se nos dio, pero estar nuevamente en una cancha, picar una pelota, compartir con los compañeros era algo inexplicable”, confesó. 


Juan Menna (Goyo Fernández)




Costa Sud disputó el último martes un lugar en la final de este Ciudad ante Club de Pelota, a quien venció con amplitud (89- 63), cómodo y por momentos marcando una amplia superioridad, después de un inicio algo pálido, errático. “El arranque fue incómodo para los dos; había mucha ansiedad. Personalmente estaba deseoso de marcar puntos de primera instancia y eso nos llevó a equivocarnos mucho. Después supimos rotar la pelota ante un equipo más alto y pesado, con buenos pases y acertados tiros marcamos la diferencia. Costa Sud tiene jugadores que pueden cumplir varias funciones, este año contamos con Bernabé (Gutiérrez) un chico que juega muy bien y hoy con sus apenas 19 años marcó a los internos rivales; físicamente nos sentimos bien salvo algunas incomodidades personales donde me acalambré, algo que nunca pensé que me pudiera pasar, pero fue por la falta de juego y la ansiedad; después pudimos correr la cancha, en el segundo tiempo entró más la pelota y cambió todo”, analizó certeramente. 

Y en lo personal, sus 42 puntos con 7 triples, resumen que su comunión con el gol sigue intacta. “Me pude acomodar rápido a un inicio donde el apuro me jugó en contra; pero mis compañeros me dieron confianza y cuando se abrió el aro lo aproveché y también pude hacer jugar al resto del equipo. La expectativa de una nueva final y la posibilidad de un nuevo título siempre son incomparables; hay que disfrutarla ante todo, porque debemos estar contentos en que la pelota volvió a picar”, confesó Juan Menna.