Joel Faber y Ezequiel Coronel, ideólogos del Proyecto Cultural EPA (Emanuel Fredes)

Sociales

Cierre de vacaciones de invierno

Un seminario y un festival, las propuestas del Proyecto Cultural EPA

25|07|21 22:16 hs.

El Proyecto Cultural EPA vivirá el próximo fin de semana tres días completamente agitados. 


Es que llevarán a cabo dos actividades sumamente distintas e interesantes: un seminario denominado “Mi ansiedad y yo” y un festival en la Plaza San Martín. Para brindar más detalles acerca de estas actividades, La Voz del Pueblo dialogó con Joel Faber y Ezequiel Coronel, creadores del proyecto y coordinadores de las propuestas. 

 Seminario 
El viernes 30 y el sábado 31 del corriente, llegará a la ciudad el licenciado en psicología Moisés Abad para brindar un seminario intensivo denominado “Mi ansiedad y yo”. Al respecto, Faber explicó que “Moisés es de Israel y yo lo conocí en un viaje. Me contó que venía a Mar del Plata y, sabiendo lo que hacemos, nos tiró la idea de hacer el seminario acá”. 

En lo que tiene que ver con la actividad, expresó: “Son técnicas de cómo manejar la ansiedad y son bien prácticas. Yo hice este taller pero de forma online y está re buena la propuesta”. 

Más adelante, Coronel agregó que la actividad tendrá lugar en “Rauch y Sáenz Peña, en un lugar nuevo que nos cedió la Iglesia Reformada y que en este momento no está funcionando. El lugar tiene varios espacios grandes entonces decidimos trasladar los talleres más grandes allí… lo que es candombe o samba reggae se dicta ahí porque el espacio de calle Balcarce quedó muy pequeño”. 

Continuando con su relato, ambos contaron que el seminario “se dictará viernes y sábado a las 10 de la mañana; cada curso tiene una duración aproximada de dos horas y media y es continuado, es decir, empieza el viernes y sigue el sábado. Es importante aclarar que si una persona no puede asistir a alguno de los dos días, se le va a entregar el material faltante para poder completar el seminario”. 

El valor de este seminario es de mil pesos y las inscripciones pueden realizarse a través de las redes sociales del Proyecto Cultural Epa o vía Whatsapp al 2983524793. En ese aspecto, los organizadores pidieron que las inscripciones se realicen con anticipación para así poder armar los grupos ya que habrá cupos limitados. 

 Domingo de festival 
El fin de semana tendrá un cierre distinto en EPA, ya que montarán un festival en la Plaza San Martín. “La idea es hacer una muestra de todos los talleres que se vienen trabajando este año; fue un montón online, pero se siguió laburando con todos los talleres” destacaron. 

A la hora de confiar más detalles, explicaron que “la idea es que se muestren un poco los talleres y las cosas que se están haciendo en EPA, que la gente pueda conocer eso y pueda probar porque también van a haber clases abiertas en las cuales la gente va a poder probar ciertas cosas a lo largo del festival; además van a estar a disposición las listas de inscripciones por si se quieren anotar a algo, es como una movida de hacer un poco visible el proyecto de alguna forma”. 

En la jornada también habrá un escenario abierto y se recolectarán alimentos no perecederos para el comedor de las Payasolidarias. 

 EPA 
El Proyecto Cultural EPA nació durante el aislamiento y sus primeros pasos fueron online. “Lo primero que hicimos fueron videos y tutoriales a través de Youtube… difundíamos lo que hacíamos y cuando se pudo comenzamos con los talleres presenciales, con protocolos y demás”. 

Luego de la virtualidad, EPA se instaló en Balcarce 779, su espacio oficial (hoy compartido con el lugar cedido por la Iglesia Reformada) donde comenzaron los talleres que, en un principio, eran brindados casi en su totalidad por Ezequiel. “Hoy somos 8 personas brindando talleres” reafirmaron. 

Enseguida explicaron que desde un principio la idea era “brindar un espacio en el que nos podamos juntar porque vos poder dar un taller en tu casa si querés, pero la idea era armar un proyecto donde trabajemos juntos porque dos cabezas piensan más que una y ayuda un montón eso, da un empuje tremendo”. 

Continuando con su relato, señalaron que “la idea del espacio siempre fue como ser equilibrados para que al tallerista le sirva como laburo, para que el espacio pueda pagar sus gastos y para que los talleres no salgan un dineral. Siempre estamos tratando de equilibrar la balanza y no es para nada fácil… creo que pudimos llevarlo adelante”. 

 - ¿Si hoy tuvieran que realizar un balance desde aquel primer día hasta hoy, sería positivo? 
- Es positivo… de a poco también el proyecto se va haciendo de renombre y va apareciendo más gente, gente que quiere dar clases por ejemplo. Está bueno que la gente sepa que el lugar está abierto y que si alguien quiere dar un taller de algo puede acercarse y sumarse y más ahora que tenemos dos espacios. 

 Proyectos 
Si bien la mente de Joel y Ezequiel está puesta en lo que sucederá el próximo fin de semana, también hay proyectos futuros dando vueltas. 

“Nosotros siempre vamos como proyectando qué es lo que podemos ir haciendo a lo largo del año; de hecho hay planificado para a partir del mes que viene, que son seminarios mensuales y enfocados a distintos géneros. Además va a venir Ezequiel Szusterman, director de Cafundó, y va a estar dando clases. Después todo lo fijo, los talleres anuales siguen funcionando y siempre lo que vaya surgiendo medio en el día a día lo vamos sumando pero por ahora lo que está planteado es eso”. 

En el cierre de la nota, Joel Faber y Ezequiel Coronel invitaron a la gente a adentrarse en las actividades del proyecto; para obtener información acerca de los talleres, el seminario o el festival, deberán buscar Proyecto Cultural EPA tanto en Instagram, como en Facebook y en Youtube, donde además están los videos de las muestras. 

Además aprovecharon para agradecer “a toda la gente que apoya el proyecto porque la verdad es que sin las personas que van a los talleres, sin el equipo de talleristas y toda la movida que se hace desde la coordinación no seríamos nada; eso lo hace la gente, hay un montón de gente predispuesta y eso está buenísimo destacarlo y agradecerlo”.