Roberto Cejas en la puerta violentada del humilde departamento que alquila en Colon 1481

Policiales

En su casa de Colón 1481

Un vecino volvió del banco y le robaron su primera jubilación

19|06|21 08:54 hs.

Roberto Cejas deberá esperar otros treinta días para contar con el dinero de una jubilación que le iba a quitar un poco de presión sobre su necesidad de ingresos. Es que a poco de cobrar por primera vez sus haberes jubilatorios como albañil, sufrió el robo del efectivo y una garrafa mientras realizaba unas compras con una allegada. 


El hecho fue perpetrado en la tarde del jueves, cuando Cejas, de 65 años, se encontraba fuera del humilde espacio que alquila en los fondos de un terreno en la calle Colón 1481. 

En ese lugar, sujetos desconocidos le rompieron la cadena de la puerta de acceso y, tras revolver todo, encontraron escondidos en el colchón los 20.000 pesos que había cobrado ese mismo día, y, además, se llevaron la garrafa con la que se calienta y cocina diariamente. 

LA VOZ DEL PUEBLO se acercó a la residencia de Cejas, quien compartió su dramática y reciente vivencia, “me tocaba el día de cobranza entonces fuí al banco acompañado de mi abogada. La cajera me preguntó si iba a sacar todo el dinero o iba a dejar algo, pero preferí retirar todo para pagarle a mi abogada la realización de todos los trámites de jubilación y traerme el resto del dinero a casa”, dijo. 

Así comenzaron las tristes 24 horas en las que Cejas terminó resignándose a ser una nueva víctima de la inseguridad en Tres Arroyos, “yo escondí una parte (del dinero) en el colchón, agarré otro poco de dinero y me fui a la casa de mi amiga, para comprar un par de cositas”, recordó haciendo alusión a lo que había hecho con el efectivo. 

Según recuerda y sospecha, el responsable es una persona que lo acompañó durante gran parte del día ya que “era el único que sabía que yo había cobrado algo”. 

El robo fue en momentos que no se encontraba en su casa, “yo me quedé en la casa de mi amiga y, mientras tanto, acá me rompieron la cadena con la que cierro la puerta”, agregó mientras mostraba el estado de la cadena con la que trabó la abertura violentada, “es un momento amargo, pero sólo había una persona que sabía dónde estaba la plata”, dijo refiriéndose al allegado sobre el que pesan sus sospechas más fuertes.

Después de haber trabajado 20 años como albañil, Roberto Cejas alcanzó la edad jubilatoria y llegó a cobrar la mínima, “llegué a tener 20 años de aportes y, como me correspondían 30, me jubilé con la mínima!”, explicó antes de referirse al camino que planea seguir tras este lamentable episodio,“ ahora voy a tener que hacer alguna changuita hasta que pueda volver a cobrar”, concluyó.