Por ahora prima la idea de prorrogar el esquema vigente, pero intensificando los controles

Nacional

Pandemia

Tras una “tensa” reunión, Nación, PBA y CABA toman 24 horas para definir si cierran más

19|05|21 08:38 hs.

Tras una reunión tensa al cabo del peor día en cifras en lo que va de la pandemia, los jefes de Gabinete de Nación, Provincia y la Ciudad Autónoma acordaron un lapso de 24 horas más para definir si avanzan o no con un mayor nivel de restricciones a partir del viernes, aunque por ahora se impondría la idea de mantener las vigentes pero intensificando los controles. 


“Esto no da para más”, dijo Santiago Cafiero al principio del encuentro en referencia al récord de contagios y muertes que se registró esta jornada 35.543 y 745 respectivamente. 

Según voceros con acceso a la reunión, Carlos Bianco y Felipe Miguel, jefes de Gabinetes de Provincia y CABA estuvieron de acuerdo en la gravedad de la situación. 

En la misma línea, las tres administraciones manifestaron la imposibilidad de volver a un esquema de fase 1, con restricciones fuertes. 
Desde la Provincia, incluso, dijeron que ellos solo piden que se refuercen los controles para que las medidas de cuidado que están vigentes, se cumplan. 

La Casa Rosada uso la palabra “presionando” para describir en trabajo que está realizando con las jurisdicciones para que avancen en esa línea.

La Casa Rosada aclaró que “se está hablando en esta misma línea y con este mismo tono con todos los gobernadores”, y no solo con los represnantes de Axel Kicillof y Horacio Rodríguez Larreta. 

El gobierno de Alberto Fernández también valoró que muchos jefes provinciales “ya anticiparon que van a tomar nuevas medidas de restricción. “Por ahora la idea es renovar el viernes el DNU presidencial con los parámetros epidemiológicos del proyecto de ley que está en el Congreso Nacional”, insistieron las fuentes. 

Pero aclararon que habrá un lapso de 24 horas para que cada jurisdicción presente una propuesta concreta para aumentar la cantidad o hacer más rígidas las restricciones vigentes, si ese es el camino que cree que debe tomarse.

 Al encuentro también se sumaron las autoridades salud de los tres distritos, Carla Vizzotti, Daniel Gollán y Fernán Quirós, en un momento donde hay mayor coincidencia en el diagnóstico de la situación sanitaria.

El reporte de casos diarios les llegó justo cuando estaban todos en el despacho de Cafiero. Tras el encuentro tripartito, en Casa Rosada se improvisó una reunión entre el Presidente, el jefe de Gabinete y la ministra de Salud. 

Por ahora, el Gobierno toma como referencia tres indicadores -aumento de los contagios en los últimos 14 días (razón), cantidad de casos sobre la población (incidencia) y ocupación de las camas de terapia intensiva- para dividir al país en cuatro grupos -bajo, medio y alto riesgo y alarma epidemiológica- con distinto nivel de restricciones. 

La inquietud del Gobierno nacional, además de la situación del AMBA, hoy pasa por la expansión de los contagios en el interior del país, sobre todo en provincias como Santa Fe, Córdoba y Mendoza. 

La novedad es que en esta oportunidad la Ciudad -siempre más reticente a cierres duros- no descarta sumar otras medidas puntuales para los próximos días. (DIB)