El intendente de Tandil, Miguel Lunghi, envió una carta a Axel Kicillof para pedir la presencialidad

La Región

La respuesta fue negativa

Tras pasar a fase 2, Lunghi pidió a la Provincia que continúe la presencialidad en Tandil

12|05|21 13:33 hs.

El intendente de Tandil, Miguel Lunghi, envió en las últimas horas una carta al gobernador Axel Kicillof para pedir que continúe la presencialidad educativa en el municipio, que ayer pasó a fase 2, y tras recibir la negativa a su propuesta, dijo que respetará las medidas dispuestas por la administración bonaerense. 


 “Hemos enviado una carta en forma correcta al gobernador y al jefe de Gabinete explicando las evidencias con nuestros números y nos contestaron que en los próximos 15 días no habrá colegios”, contó el jefe comunal radical en Juntos por el Cambio. Y señaló: “Nosotros lo hemos aceptado”. 

 En declaraciones a FM Futurock, Lunghi sostuvo que en su municipio la aglomeración en el transporte “no es un problema” y que los chicos van caminando a las escuelas o son llevados por sus padres. “En Tandil tenemos alrededor de 2300 burbujas de las cuales solo hubo que aislar 69 en tres meses”, argumentó el intendente.

No obstante, dijo que respetará lo dispuesto por el Gobierno y sostuvo que este año está de acuerdo con el sistema de fases que rige en la provincia de Buenos Aires. 

 “Estamos trabajando totalmente con el gobierno en fases porque la segunda ola es muchísimo más virulenta, con distintos tipos de cepas y con mayor cantidad de infectados, el doble de internados e internadas personas jóvenes. No estamos en desacuerdo con la fases”, indicó. 

 Cabe recordar que el año pasado el intendente decidió disponer su propio esquema de gestión de la pandemia y salir del sistema de fases dispuesto por el Gobierno provincial. “En ningún momento quisimos ser rebeldes, solo tener un equilibrio en salud y economía”, dijo sobre las discrepancias surgidas el año pasado. 

 No obstante, señaló que este año comparte la mirada con el gobierno de Axel Kicillof respecto a la gestión de la pandemia y recordó que Tandil, aún estando en fase 3, resolvió prohibir la circulación desde las 18 horas. 

 En ese sentido, aclaró que “hace 25 días teníamos 900 infectados por semana”, pero tras esas restricciones horarias esa cantidad bajó a “630 casos semanales”. Pese a esos números, explicó: “Nos bajaron a fase 2 porque nos comentan que fase 3 es con más de 500 (casos)” cada dos semanas. 

 En otro orden, el jefe comunal radical se mostró preocupado por la falta de medicamentos para las terapias intensivas. “No hay medicamentos, es un problema Es una vergüenza porque aumentó más de mil por ciento. Una cama de terapia intensiva no sale menos de 70 mil pesos por día entre medicamento, oxígeno y todo lo que hay que llevarle al enfermo”, explicó el intendente de Tandil, Miguel Lunghi, 

 Además, precisó que “hay parte de los remedios que son componentes importados y que no están entrando ni entrando ni entregando”. 

 Al respecto, especificó que tienen “medicamentos que pudimos comprar para un mes, pero es muy escasa la medicación para tener sedado al paciente que está entubado y no puede estar despierto”. (DIB) MCH


Add space 300x250x2