Jesús Barbagallo, dueño de Venecia Viajes y Turismo (archivo LVP)

La Ciudad

Jesús Barbagallo, titular de Venecia Viajes

“No nos podemos quedar de brazos cruzados”

08|05|21 09:34 hs.

Jesús Barbagallo es el titular de Venecia Viajes y Turismo y en diálogo con La Voz del Pueblo adelantó que el próximo martes 11 de mayo se llevará a cabo una movilización que realizarán los autoconvocados del rubro turístico para pedir una solución ante la falta de trabajo. La situación sanitaria es crítica y este sector es uno de los más golpeados a causa de la pandemia por Covid-19. 


Bajo el lema “turismo unido” se implementará esta congregación que vislumbra el estado en emergencia del sector en cuestión. La concentración tendrá como epicentro la avenida 9 de Julio y San Juan en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y contará con más de 350 empresas que se movilizarán por distintos puntos del país. Sin gremios ni representantes de por medio, esta marcha la impulsarán autoconvocados.

En este sentido, el dueño de Venecia Viajes y Turismo, Jesús Barbagallo, contó a este diario que formará parte de esta movilización y al respecto señaló que “participaremos de esta marcha a nivel nacional en la cual hay muy buena adhesión porque somos más de 350 empresas que estamos autoconvocándonos y que no pertenecemos a nadie. Realmente no podemos trabajar porque no nos dejan y tenemos que seguir pagando, tanto los impuestos, como los sueldos. La situación se volvió por demás compleja. No nos podemos quedar de brazos cruzados”. 

“Nos tienen contra la pared porque todo lo que es línea de subsidios a nosotros no nos llegó, por eso es que nos sentimos abandonados. A nuestros micros no se le gastaron las cubiertas y no sufrieron desgaste. Están parados y listos para salir a trabajar, pero no nos lo permiten. Hay un mundo muy grande que se mueve detrás de todo esto y los gastos nos siguen corriendo. No podemos más, los recursos se agotaron”, agregó Barbagallo.

Además, está presente también en la parte de transporte y es consiente del deterioro total que está sufriendo el área hace ya varios meses. En base a esto, sostuvo que “tuve que vender un automóvil para poder afrontar los gastos, pero mis recursos se acabaron. De esta movilización participará gente de todo el país. Hemos tenido reuniones y no tuvimos una respuesta al cabo de varios meses, es desesperante la situación. El mundo sigue andando. No puede ser que los micros de línea están haciendo el trabajo que nos corresponde a nosotros”. 

Su firma realiza toda actividad que respecta a circuitos cerrados, en donde el tour de compras no lo puede hacer alguien que tenga un micro, sino la agencia de turismo a través de un colectivo de esa área. El desgaste de un micro de ese estilo no es el mismo que un coche de línea. 

En relación a lo expuesto, Barbagallo indicó que “yo todo el tiempo me pregunto de qué voy a vivir si tengo la agencia cerrada y el transporte parado. Tengo muchas personas a cargo, porque también soy responsable de la sucursal de Dolores y no es nada fácil. Ya no puedo solventar los gastos y es delicada la situación. La verdad que es muy triste la realidad que estamos viviendo”. 

“No nos vamos a ir de Buenos Aires, no nos vamos a retirar hasta que no tengamos una respuesta. Esta es la postura muy firme que tenemos planificada. Vamos a cortar calles y rutas de manera directa. Pudimos trabajar muy poco en el verano, donde hice un solo viaje nada más de mil kilómetros. Es imposible hablar de ganancias, ya que no podía ir con el micro lleno. Tenía mi unidad al 80 por ciento cumpliendo con el estricto protocolo sanitario. La gente ya no quiere viajar, esa es la única verdad”, sentenció Barbagallo. 

Uno de los reclamos fundamentales es que se corte con el cobro de los impuestos. “Nosotros dependemos del Ministerio de Transporte de la Nación y del de Turismo. El seguro de esa unidad me cuesta diez mil pesos por mes. Si no pago a la Comisión Nacional de Regulación del Transporte me dan de baja la licencia y eso es lo mismo que presentar la quiebra”, explicó Barbagallo. 

Por último, finalizó haciendo hincapié en que “no somos piqueteros. Somos gente de trabajo que lo único que sabe hacer es trabajar. Vamos a cortar rutas y cortar accesos. Dejaremos que circulen los camioneros y las ambulancias. Nosotros no damos más, no podemos pedir trabajo en este momento porque sabemos que no lo hay. Estamos firmes en nuestra postura”.