La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Interés General

A través de un escrito

Cristina pidió la nulidad y su sobreseimiento en la causa por el Memorándum con Irán

04|05|21 11:47 hs.

La defensa de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner pidió este martes que se declare la nulidad de la causa por la firma del Memorándum de Entendimiento con Irán por el atentado a la AMIA y se dicte su sobreseimiento. 


Según un escrito presentado a través del abogado Carlos Beraldi ante el Tribunal Oral Federal 8, Fernández de Kirchner pidió anular el juicio oral y quedar sobreseída al considerar toda su tramitación se encontraría viciada. 

Lo hizo apoyándose en las revelaciones acerca de los accesos de los camaristas Gustavo Hornos y Mariano Borinsky tanto a la Casa Rosada -para mantener audiencias con Mauricio Macri- como a la Quinta de Olivos, donde ambos magistrados también habrían concurrido en momentos clave del desarrollo del caso. 

Es que el rol de Hornos y Borinsky fue clave a la hora de reabrir la causa que nació con la denuncia del fiscal Alberto Nisman en enero de 2015. 

Esa denuncia, cuando Cristina aún era presidenta, fue desestimada, pero a fines de 2016 fue reabierta en una causa paralela que recayó en manos del juez Claudio Bonadio y a pedido de la querella de la DAIA. Y el voto de Hornos y Borinsky en Casación fue la puerta de acceso. 

La vicepresidenta no solo pidió la nulidad, sino su sobreseimiento y la realización de una audiencia pública, en el escrito donde adjuntó prueba que pretende exponer antes los jueces. “Cabe señalar que varios de los encuentros que mantuvieron Hornos y Borinsky con el expresidente Macri guardan una relación cronológica con decisiones trascendentes que fueron dictadas por esos mismos jueces en la causa del “Memorándum”, se denuncia.

La anulación está pedida casi desde el comienzo de estas segundas actuaciones, a partir de la resolución dictada el 29 de diciembre de 2016 en el marco de la causa N° 777/2015 a través de la cual la Sala I de la Cámara Federal de Casación Penal dejó sin efecto la desestimación de la denuncia que dio origen al proceso, apartó a todos los jueces que habían convalidado tal decisión y ordenó la remisión de la causa a un nuevo magistrado para su continuación, y el resto de las cuestiones resueltas que están conectadas con esa decisión y la instrucción de la causa en manos de Bonadio. 

“Solicitamos que se deje sin efecto el auto de citación a juicio y se disponga el sobreseimiento de todas las personas que han sido injustamente imputadas en este proceso”, indica el escrito.

Y expresa que deben extraerse testimonios también para investigar a quienes habrían sido partícipes de maniobras ilegales en la tramitación del caso y que el Consejo de la Magistratura active el mecanismo de remoción contra Hornos y Borinsky.

En lo jurídico, la ex presidenta alegó que se vulneró la garantía de “juez natural” del caso Memorándum. Dividió en diez capítulos las impugnaciones que realizó a todas las intervenciones de ambos jueces de Casación. 

La presentación hace mención a la Mesa Judicial y a los contactos frecuentes de Fabián “Pepín” Rodríguez Simón y recordó las decisiones de Macri que impactaron directamente en la esfera judicial. 

La decisión quedará ahora en manos de Gabriela López Iñíguez, José Michilini y Daniel Obligado, que integran el TOF 8, donde está radicado el juicio. (DIB) FD


Add space 300x250x2