Perla Villanueva, mentora y actual cabeza de la Comisión del Teatro Municipal

Sociales

“Es como un hijo para mi”, dice Perla Villanueva

El Teatro Municipal arribó a su 13º aniversario de vida

02|05|21 10:55 hs.

El pasado 24 de abril, el Teatro Municipal de Tres Arroyos arribó a su 13º aniversario de vida. Desde aquel lejano 2008 cientos de artistas, tanto locales como nacionales, pasaron por el escenario del lugar, siempre destacado por quienes lo utilizaron por la calidad de sus instalaciones. 


Para contar un poco su historia y referirse a su actualidad y futuro, La Voz del Pueblo dialogó con Perla Villanueva, ideóloga del espacio y cabeza de la comisión que actualmente lleva las riendas del lugar. “Nosotros empezamos con el teatro porque vi cómo se habían vendido los mercados” comenzó explicando, antes de recordar que “es una historia conocida”.

“En el gobierno anterior De Leo le había donado un mercado a la congregación del Colegio Jesús Adolescente y se estaban vendiendo, entonces le dije a Ricci, 'antes que se vendiera otro mercado, dámelo que yo hago un teatro' y él me dijo que lo hablara con el Concejo, y hablé. Después volví a hablar con Ricci y le dije 'Si no te reeligen el teatro se va al demonio, dame permiso para que haga una Comisión que tenga personería jurídica y lleve adelante la obra del teatro', él accedió con la condición de que yo no estuviera porque en ese momento estaba en Cultura”. 

Fue allí que se formó la primera Comisión, la cual daría los primeros pasos en la construcción. “Formamos una comisión de gente representativa que no tenía la misma idea que yo... mi idea era hacer un teatro circular, moderno y rápido, pero la comisión quiso un teatro como el que está ahora y tal vez tenían más razón que yo” reconoció Perla.

“Empezamos sin comodato ni nada, con ganas” reconoció Villanueva y luego explicó que “nosotros siempre trabajamos con ganas y con el corazón. Hay gente, artistas de acá, que se acuerdan que fueron a tocar al teatro con piso de tierra para juntar dos mangos... también se acordarán que vendíamos choripanes y asado, y que hicimos una feria de sueños y vendíamos cosas en la plaza... hemos hecho de todo para edificarlo. Nos llevó 14 años hacerlo... estamos manejándolo desde el 2008, llevamos menos años manejándolo que edificándolo”. 


Si bien el edificio funciona hace 13 años, el sueño comenzó mucho tiempo atrás, con la construcción del lugar. Para ello la comisión realizó una gran cantidad de labores, entre ellos, una rifa anual


“Cuando empezamos todos decían que era utópico, que era algo que no íbamos a poder terminar” recordó Perla, algo que finalmente no sucedió. “Lo inauguramos sin tenerlo terminado… empezamos con el teatro sin puertas: cuando vino “Ella en mi cabeza” con Grandinetti nosotros estábamos sin puertas”. 

El comodato
Tal como había imaginado Villanueva, Ricci no fue reelecto y en 1995 lo sucedió Carlos Aprile. “En 1997 nos firmó un comodato. Ese contrato fue homologado después por el Concejo Deliberante”. 

Aquel contrato establecía 30 años de duración para la Comisión del Teatro, tiempo que aún no se cumplió. Pero en las últimas semanas, el mismo salió a flote. “Días atrás concejales de un partido pedían el comodato, que el Ejecutivo tiene porque lo firmó y porque la ordenanza salió, debía tenerlo el Concejo. Somos gente frontal, decidimos ir a ver qué querían y les facilitamos las cosas” señaló Villanueva. 

En ese punto además, aclaró que “el comodato es una figura jurídica donde algo está escrito y se acaba en cualquier momento, o sea si te presto una casa gratis y mañana te digo te tenés que ir, te tenés que ir y con el teatro nos puede pasar eso”. 



El pedido del comodato coincidió, además, con la aparición de un rumor en el cual especulaban con la llegada de un gerente para el teatro, lo que cesaría el trabajo de la actual comisión. “Ante los rumores hice un contrato igual al que teníamos, con la cláusula que cuando Cultura lo necesite, el teatro lo cede a cambio de los gastos, y se lo llevé al intendente. Después me llamó la secretaria de Sánchez y me dijo que no iban a firmar este contrato porque el anterior está vigente” reconoció Perla.

“Todo me lleva a pensar que seguimos como antes porque Sánchez dijo que nunca nos lo iba a sacar y le creo, pero, ¿qué pasa si no está él? Estuvimos conversando y nos gusta la idea de que nos hagan una donación del terreno pero con cargo, que el cargo sea mantener el teatro en condiciones… si eso no sucede, se revoca la donación” confesó. 

Para Perla, que la comisión continúe al frente del teatro después de tantos años es algo fundamental. “Estuvimos 14 años haciéndolo y 13 manejándolo, llevamos 27 años con el teatro. Yo siempre digo que es como un hijo que ha crecido mucho, lo que pasa es que la adolescencia le dura. ¿Viste que ahora la adolescencia es larga y ya no se camina sola –y más en pandemia-? Bueno al teatro hay que seguir ayudándolo” destacó. 

“Nosotros tratamos de dar lo mejor y a mí me llena de orgullo la legitimación que siempre nos hacen empresarios teatrales por la obra que hicimos. Cuando corrió este asunto, este rumor, en AADET se preocuparon por nosotros, o sea nos legitiman; saben que somos gente seria y que nos rompemos el alma para poder seguir adelante y lo vamos a seguir haciendo”. 

Vale destacar que esta propuesta, aún no fue presentada al municipio ya que antes, será tratada por la Comisión del Teatro. 

2020 y actualidad 
El Teatro Municipal viene atravesando dos años más que difíciles. La pandemia frenó espectáculos y la parte cultural es una de las que más ha sufrido. A pesar de ello, pudieron salir adelante. “En el 2020 nos dieron el ATP para Alicia que es la empleada del teatro y nos dieron un subsidio de 130 mil pesos que será utilizado para comprar cosas que falten como termómetro, dispenser y alcohol en gel, así como muchos elementos de los que carecemos como luces” manifestó la cabeza de la comisión.


El hall de entrada y la sala del Teatro Municipal. El lugar fue siempre destacado por los artistas por su calidad (Ema Fredes)



Con respecto al 2021, se mostró muy positiva. Recalcó que “las puertas están abiertas para todos” y explicó que lamenta que no lleguen artistas de afuera por los costos que implica realizar giras en este momento, aunque destacó la posibilidad de que artistas locales le den vida. 

“El teatro con protocolo es una garantía que no contagia el Covid” enfatizó y señaló lo bueno que es para la salud desconectarse de tanta información con algo relacionado a lo cultural.

“Después de ver una obra de teatro salís distinto, diferente. Un pueblo sin teatro, decía Lorca, está muerto, moribundo” finalizó.

   -0-0-0-0-

Una vida de teatros
La conexión que Perla Villanueva posee con el teatro y la cultura en general es algo que viene desde pequeña. “Siempre he estado vinculada con el teatro. Me motiva desde mi papá; recuerdo que nos llevaba al teatro y mi mamá nos leía poseías” confesó Perla. 

Este amor por el arte –que se trasladó a sus hijas, fervientes pintoras de cuadros y cerámica- la llevó a formar distintos espacios. Uno de los más recordados es el subsuelo de El Quijote. “Teníamos un escenario en la esquina y ahí trabajó un grupo de teatro de Tres Arroyos haciendo 'La Fiaca' de Talesnik. Además ahí Ana Acosta presentó ahí 'Como se rellena una bikini salvaje'”. 

Y uno de sus preferidos es, sin dudas, el Teatro Del Horno. “Después había otro en un depósito que tenemos, que era el horno de la confitería La Perla, en Colón 240. Un grupo había hecho unos pilares y sobre eso había establecido un escenario… el Grupo Tablas trabajó muchos años ahí en el Teatro Del Horno” recordó.