Abel y Federico Barreiro

Chaves

Adolfo Gonzales Chaves

La familia Barreiro se renueva, como expendedores de GNC

29|04|21 10:00 hs.

Recientemente quedó inaugurada la estación de GNC Chaves SA perteneciente a una tradicional familia de la ciudad que desde hace ochenta años tiene experiencia en el rubro. 


En ésta oportunidad estará a cargo de Abel Barreiro y especialmente su hijo Federico, sobre quien está puesta la confianza para continuar con el legado familiar. “Esto surge de una larga charla que tuvimos con Energía Integral que eran los propietarios de esta GNC. Se veía que el mercado no funcionaba para dos estaciones de servicio de esta naturaleza en esta ciudad, nosotros teníamos otra en las cercanías y habíamos decidido vender la que teníamos en sociedad con la familia Logioco”, contó Abel en principio a La Voz del Pueblo. 

Dijo además que ésta situación coincidió con que Federico regresara a vivir a la ciudad. “Estaba en Buenos Aires, se llegó a un arreglo y se dio para que comenzamos a poner en funcionamiento esta estación de servicio ubicada en Reconquista y Ruta Nacional N° 3”, explicó.

“Ganas de aprender” 
En tanto el representante de la generación más fresca de la familia, Federico, dijo a este diario que tomó la oportunidad “contento y con muchas ganas de aprender”. 

De regreso por Chaves, después de haber vivido dieciséis años en capital federal, reconoció que enfrenta el desafío rodeado de personas que entienden del tema “para no dar pasos en falso”. 

Por su parte Abel consideró que la ciudad “en principio no es para dos estaciones de servicio, pero es coherente para una sola y esperamos que se vayan haciendo más reconversiones de vehículos. Si bien esto tendrá aumento, hay una gran diferencia con el combustible líquido. Veo que a pesar que la otra estación la teníamos a pocos metros de la ruta, en ésta el movimiento se nota que es mayor”, afirmó. 

“Convencido” 
En tanto Federico se mostró optimista con el emprendimiento que lo encuentra como responsable. “Cuando me vine de capital federal lo hice convencido que esto sería un proyecto bueno, y las ganas son de ir creciendo, sabiendo que siempre hay cosas para ir mejorando”, expresó. 

De hecho vinculó este proyecto con su origen. “La verdad es que nací en una estación de servicio y me crie ahí; por ello digo que la única manera de volverme a mi pueblo era si surgía algo de esta naturaleza. Y se dio la posibilidad de dar continuidad a lo que comenzó la familia Barreiro hace ochenta años con la estación de servicio YPF”, sostuvo. 

Ganas de seguir 
A su turno, su padre, señalo que para él “significa mucho” que a su edad su hijo tome el liderazgo en la empresa familiar. “Ya tengo cierta edad en la que uno está bajando los brazos y empieza a buscar otras cosas; pero al tener alguien a lado que uno ve que se esfuerza por aprender y comenzar algo nuevo, me dieron todas las ganas de continuar. En la sociedad también está mi mamá Gloria”, apuntó.

Finalmente Abel y Federico agradecieron a las personas que les ha dado una mano; y en ese reconocimiento están los empleados de EDEA, Camuzzi, el municipio con las habilitaciones y comercios. Dijeron que también esperan que la comunidad los acompañe y puntualmente agradecieron a Sabu Menna y a la familia Chazarreta.  


Add space 300x250x2