Así es siempre, en la charla, en la búsqueda, Ruben Pinella; nunca soltando la cámara (Josefina Lanc

Sociales

Ruben Pinella

Aprender “el lenguaje” de la fotografía

14|03|21 11:27 hs.

Ruben Pinella es como él se autodefine “comunicador por naturaleza” pero hay algo en lo que ha sabido plasmarlo de la mejor manera, la fotografía. Son muchos años que lleva transitando por la pasión de su vida y en este mes de abril va a estar arrancando un nuevo curso-taller en La Casona. Además de haber transitado los tres tipos de medios de comunicación corrientes: la radio, la televisión y la gráfica. 


La Voz del Pueblo pudo, charla mediante, conocer aspectos de cómo surgió esta pasión, la manera en que la ha desarrollado y su facilidad para comunicarla a quienes quieran iniciarse en lo que el propio Ruben define como la “reina del arte contemporáneo” de estos tiempos: la fotografía. 

En La Casona realiza talleres desde el año 2000 porque anteriormente se había anotado en el 98’ en un curso que daba la Secretaría de Extensión de la Universidad de Bellas Artes de La Plata en la Biblioteca José Ingenieros. 

Esto era por un convenio entre ambas instituciones, “había de vídeo, de fotografía, creo que también de pintura con profesores de venían de La Plata. Como ya tenía alguna experiencia con amigos en esto el profe se dio cuenta que podía darle una mano ya que él venía una vez por semana. Así que lo ayudaba con los ejercicios que hacía el grupo durante la semana, más precisamente en lo que era el laboratorio de ByN. En ese momento me acuerdo que una persona que fuera mi profesora en ese entonces (Stella Parisi) me dijo ‘tenés capacidad docente. Por ahí alguna vez podrías animarte’”.

Punto de inflexión 
En ese tiempo Pinella estaba muy metido en los medios -radio y televisión- la fotografía la tenía como algo secundario, si bien ya estaba en camino con la foto de los pueblos que después se transformara en su libro “Abandonos”. O sea que ya la fotografía le había prendido y estaba haciendo trabajos con un grado de cierto profesionalismo. 

Todo cambiaría en el año 1999 cuando Dany Duel lo llama para “incorporar en la escuela algunos otros talleres como el de fotografía, otro de diseño gráfico. Así que me largué… me encantó, me sentí muy cómodo” cuenta de su primera experiencia. 

En ese tiempo enseñaba el manejo de cámaras mecánicas, laboratorio ByN “y al año siguiente pasé a la Biblioteca José Ingenieros porque el grupo se hizo más grande. Con el tiempo amplié a un curso más avanzado, en el medio nos agarró la transición de lo analógico a lo digital y en ese momento se dio una explosión de gente que quería aprender fotografía -era mediados de 2007-, algo que hasta 2016 fue furor, Un poco basados en la relativa facilidad de poder comprar buenos equipos de fotografía debido a los precios bastante accesibles. Muchos aprendía a manejar la cámara y ahí terminaba su objetivo pero otros se enganchaban buscando hacer cosas más avanzadas”. 

En definitiva y resumiendo con pasos por la Biblioteca Ingenieros y en la actualidad La Casona, Pinella lleva veintiún años en la institución. 


Todo momento es bueno para comunicar “el lenguaje” de la fotografía para Ruben Pinella (José Vera)


Tiempos modernos 
Los cambios que han ocurrido en la tecnología hicieron que en fotografía se diese un vuelco más que importante y fundamental: el paso de analógico al digital. La magia que tenía que ver con el revelado y la “aparición” de las fotos en el papel a esto de verlas al instante a Ruben no le resultó “una transición traumática”. 

“Al contrario me encantó, a nivel artístico depende de lo que quieras darle en cuanto a la estética al producto pero en lo profesional simplificó las cosas” hablando de la facilidad con que resulta visualizar en la cámara la imagen retratada. 

Pero también habla que la profesión del fotógrafo se ha “precarizado, en general y para todo. Porque hoy en día todo el mundo ‘es fotógrafo’ y eso implica no comprender por parte de algunos y de disimular de parte de otros que en realidad para comunicar con imágenes hay que tener un conocimiento, un lenguaje. Uno no se hace escritor de un cuento o una novela en un día, de la misma manera no te hacés en un día fotógrafo, es un proceso, un lenguaje que hay que aprenderlo”. 



Para Pinella, el medio, sea analógico o digital, en fotografía se convierte en irrelevante; “el tema es comprender que se trata de un medio de expresión, de comunicación que tiene sus particularidades. Que uno tiene que estudiar, que aprender para verdaderamente poder usarlo como eso”. 

Superación 
Los cambios en cuanto a marcas también se han dado por cuestiones financieras, de superación tecnológica o evolución. En muchos casos las tradicionales en el mercado, Nikon y Canon, compiten con Sony y Panasonic “porque como también las cámaras de hoy son híbridas, marcas como éstas que tenían mucha experiencia en vídeo pasaron con mucha soltura al mercado. Logrando hacer cámaras con resultados asombrosos y hasta mejores que los expertos de fotografía. Hoy en día en lo que son cámaras sin espejo que se usan en Europa, Estados Unidos ni hablar Japón Sony o Canon son líderes depende del país, y Nikon aparece tercero o cuarto. Hay todo un cambio; a ver… imagínate que se fundió Kodak –los diseñadores de la primera digital-, es increíble que empresarialmente no se hayan adaptado al mercado. Hoy los jugadores muy fuertes son los celulares porque cuando vas a comprar lo primero que te cuentan es los pixeles que tiene la cámara y cuantas posibilidades tiene” 


Trabajar “en un estudio” conlleva saber el manejo de la luz y poder reflejarlo (José Vera)


Marcando en ello que hoy no es el dispositivo, es la composición, el manejo del lenguaje de la fotografía lo que marca. Después cada uno deberá ver qué es lo que quiere experimentar y saber si lo que se dispone como equipo o elemento de fotografía le está sirviendo porque no es lo mismo querer captar una imagen a cinco metros que a trescientos. 

Apasionado 
En todo lo que tenga que ver con fotografía al hablar con Ruben se nota en cada una de sus expresiones que la pasión lo marca. La manera que se expresa en cuanto a cómo, por qué y para qué aprender fotografía le sale espontáneamente.

Habla de ello con la misma naturalidad con la que seguro lo hace con sus alumnos en el taller señalando que depende el motivo o el tipo de fotografía que se quiera lograr hay equipos para todo; “si vos querés lograrlo hoy tenés un teléfono, una cámara digital, una de película. Pero hay algo que es clave entender que hacer fotografía no es sólo apretar un botón, previo a ello hay un montón de valoraciones que hacen los fotógrafos y las fotógrafas para poder lograr el mensaje que quieren comunicar. Hay que conocer sus medios y sus reglas, apretar un botón es una parte mecánica de algo que tiene mucho más de intelectual que de mecánico. Por eso yo, como todos los fotógrafos estamos en contra de esa frase… ‘eeehh, con esa cámara cómo no vas sacar una buena foto’. En realidad estás menospreciando lo que significa primero saber manejar esa tecnología y después saber aplicarla con mirada propia, la composición de la imagen. Hoy en día de los programas de edición que son el viejo laboratorio ByN, eso ahora está en la computadora, vivimos en un tiempo que todo va muy rápido y siempre queremos hoy algo para ayer. Tampoco digamos que la fotografía es física cuántica pero que se necesitan herramientas para poder ser alguien que pueda comunicar a través de una imagen es indudable. Algunos lo tienen más innato y otros lo tienen que desarrollar pero como todo lenguaje hay que aprenderlo”. 

   -0-0-0-0-0-

Lograr captar lo que otros no ven
En los talleres que dicta en La Casona Pinella busca que primeramente la persona pueda lograr manejar el dispositivo que se tiene sea teléfono, sea una cámara compacta, una réflex. 

Para muchos es sólo eso y ahí terminó todo en cambio la mayoría “ahora que sé manejar esto, que entiendo el lenguaje y que puedo leer las imágenes con una mirada crítica pudiendo analizar las mías y de otros y darme cuenta de aciertos y desaciertos. De cuestiones que tienen que ver con la iluminación, con la composición, con el manejo de la técnica da para mucho más que aprender el manejo de una cámara. A través de ese manejo del ‘lenguaje fotográfico’ se puede expresar lo que se siente, su mirada, su manera de pensar. Los talleres que yo doy buscan eso. Hago foco ahí, más allá que he tenido alumnos que han querido aprenderlo como un modo de vida la gran mayoría lo que está buscando es sostener la actividad como hobby o bien expresarse. Mis talleres apuntan a lo expresivo, el objetivo es sacar fotógrafas y fotógrafos que quieran utilizar la imagen como medio de expresión, como medio de comunicación, como medio artístico; ese es mi objetivo”. 


Ruben Pinella


En esto y en cuanto al manejo de una cámara reconoce que no existe un equipo perfecto para todo porque cuando uno aprende a manejarla empieza a saber qué no se puede hacer con ella. 

Además de afirmar que hoy en día, a nivel masivo, prima más el acto de hacer la foto que el resultado en sí mismo. Es decir, “puede resultarle a muchas personas más atractivo el momento de practicarse la selfie y verlo inmediatamente que volver a mirarla dentro de un tiempo. Por eso no les importa si dentro de un año la tienen y se publica en una historia que tiene 24 horas de vida y ya está”. 

Para anotarse 
Los talleres se van a realizar en La Casona para lo cual durante este mes se registran las inscripciones al Whatsapp al 2983-522136 o llamando telefónicamente al mismo número. Las clases de todos los talleres empiezan en abril. 

El listado de cursos y talleres que dicta es el siguiente:
- Curso Inicial Ampliado (para empezar de cero).
- Taller de Fotografía con Celular. 
- Talleres de Estética y Técnica 1 y 2 (nivel intermedio y avanzado).
- Cursos de Lightroom y Photoshop. 
- Taller de Flash. 
- Taller de Desarrollo y Seguimiento de Proyectos. 

Además de las clases en La Casona dicta individuales y online para quienes por algún motivo no puedan tomar los cursos y talleres grupales.   


Add space 300x250x2