Tras el incendio, la familia Villalba se acomodó en una casa lindera, que carece de agua

La Ciudad

Incendio de una casa en Barrow

"Hoy estamos bien"

03|03|21 13:09 hs.

Hace poco más de una semana, un incendio consumió el hogar y todas las pertenencias de la familia Villalba en Barrow. Se trata de una pareja con sus cuatro hijos, quienes habitaban una casa que perteneció al Ferrocarril. Afortunadamente, todos salieron ilesos del siniestro, aunque se quedaron “con lo puesto”. 


El primer punto fue encontrar un lugar dónde vivir. Así, decidieron habitar una casa ubicada junto a la que sufrió el siniestro pero que no se usaba porque necesitaba de varios trabajos para ser habitable. 



Hoy la familia se encuentra instalada en el lugar, trabajando para mejorar sus condiciones de habitabilidad. “Ahora estamos rellenando el piso para hacer una pieza, pero mucho no se puede hacer porque nos falta material” indicó Mayra, la madre de los niños y esposa de Villalba.  

Pero esto no es todo lo que falta. “No tenemos agua, así que estamos trayendo agua en latas. Nos falta hacer la instalación hacia adentro de lugar y poner las canillas. Después tenemos el comedor y una pieza” destacó. 

“Nos hace falta lo esencial para estar más cómodos de lo que ya habíamos estado, a pesar de que ahora no estamos tan mal porque por lo menos tengo un techo para mis hijas, pero estaría bueno tener el agua adentro” señaló Mayra. 

En ese aspecto, remarcó que lo que necesitan es grifería y lo necesario para llevar el agua hacia su hogar así como también arena, cemento y cal para poder terminar el piso de la habitación. “El escombro lo sacamos de la parte que se quemó y de otra parte que había atrás, con eso lo vamos rellenando” dijo. 



Además de todo esto, están abocados a la desinfección del lugar. “Ahora mi abuelo me trajo para ver cómo lo soluciona, esto donde estamos era un galpón y estaba lleno de pulgas y hay partes donde no se puede estar, pero en algún lado tenemos que vivir” resaltó 

Donaciones 
Hoy los pedidos se centran en materiales, pero la familia tuvo que arrancar desde cero con todo. Conocida la noticia del incendio, la sociedad tresarroyense puso manos a la obra y, una vez más, sacó a relucir su solidaridad.  

A través de la Fundación Renzo y su referente Patricia Barrionuevo, la familia recibió alimentos y ropa, vitales para volver a empezar.

“Hoy estamos bien, gracias a Dios” dijo Mayra, y agregó: “Perdimos todo, no nos quedó absolutamente nada. La verdad que fue grandísimo el donativo de ropa y mercadería, es más, seguían queriendo traerme y les dije que por ahora no porque la cantidad que me habían traído era impresionante, hasta mis familiares vinieron ayer y me trajeron otra cantidad de ropa… fue absolutamente abundante; ropa, lo que es cosas para cocinar…”.

Vale destacar que aquellas personas que quieran colaborar con donativos de toda índole, podrán hacerlo a través de la Fundación Renzo.