Víctima. Andrés Muñoz (derecha) junto a un amigo en la puerta de la casa de la calle 9 donde fue com

Policiales

En Claromecó

Robaron una costosa computadora a un turista

28|02|21 23:51 hs.

Una computadora valuada en el mercado en más de 2000 dólares fue sustraída a un turista oriundo de la ciudad de Buenos Aires que se encontraban pasando unos días de vacaciones en Claromecó. 


El hecho fue perpetrado en la noche del sábado, cuando Andrés Muñoz, un arquitecto y docente universitario, que junto con un amigo decidieron pasar unos días de la segunda quincena de febrero, habían salido a cenar y, al regresar, encontraron las luces prendidas de la casa que alquilaron en calle 11, casi Costanera, un adelanto de la amarga noticia que confirmarían después que la policía ingresó al domicilio.

 “Habíamos salido a cenar en la noche de ayer (por el sábado) y, al volver, vimos una luz encendida que nos llamó la atención. Entonces, cómo estábamos cerca de donde había policías, fuimos a llamarlos y entraron ellos y constataron que habían entrado a robar”, recordó Muñoz a LA VOZ DEL PUEBLO, antes de comentar lo que comprobaron cuando ingresaron a la vivienda, “entraron por el patio, rompieron una reja del patio del fondo. Rompieron los dos candados, dieron vuelta la casa, revisaron las valijas, la ropa, aunque únicamente se robaron una computadora cara, una Macbook Pro”, indicó acerca de la unidad electrónica valuada en 2000 dólares, según el lugar donde se la adquiera. 

Al respecto, Muñoz destacó también el daño que el robo le provoca en el desarrollo de su actividad como docente, “como yo soy docente universitario es una herramienta de trabajo. Durante toda la pandemia di clases virtuales con esa computadora. Además, soy tesista de maestría y me robaron los avances de mi tesis, un trabajo de dos meses como mínimo. De hecho, la había traído (a la computadora) porque tenía que tomar exámenes virtuales a mis alumnos, avanzar en la tesis en reuniones”, explicó. 

Al mismo tiempo, el damnificado, que anoche regresaba a la ciudad de Buenos Aires, comentó que uno de los ladrones se lastimó en el episodio e incluso intentó ingresar en otra vivienda cercana, “se cortaron la mano rompiendo la ventana y usaron un banquito que hay en el patio para saltar y cruzar de una casa a la otra. En la casa vecina no robaron nada, pero sé que intentaron entrar también en una casa de la calle 9”, finalizó.