La directora y docente a cargo del Jardín 909, Daniela Lúquez

La Ciudad

Jardín de Infantes 909

El regreso al aula en un jardín rural

28|02|21 10:51 hs.

Habrá presencialidad completa en el Jardín de Infantes 909. Los niños que allí concurren comparten una pequeña y única sala de la Escuela 26, y viven en zonas de quintas. Durante 2020, sólo pudieron tener contacto con la docente a cargo y su preceptora por videollamadas a través de los teléfonos celulares de sus padres, siempre que tuvieran datos móviles  

La Voz del Pueblo entrevistó a Daniela Lúquez, directora y docente a cargo del Jardín Nº 909 Constancio C Vigil, que funciona en una pequeña sala de la Escuela rural Nº26, ubicada sobre Olivero Duggan al 3500. 

Una matrícula de nueve alumnos les permitirá poner en marcha un sistema de presencialidad completa, de acuerdo al espacio y protocolo elaborado para comenzar el ciclo lectivo 2021, que puede cambiar si es que se inscriben más niños. Es uno de los ejemplos, dentro de la diversidad de casos y situaciones, en el inicio del ciclo lectivo previsto para mañana.

-¿Cómo fue el proceso para organizar el regreso a las clases en el jardín? 
-Desde octubre del año pasado, cuando recibimos el “Protocolo jurisdiccional de la provincia de Buenos Aires para un regreso seguro a las clases presenciales”, estuvimos trabajando con las docentes y la auxiliar de la institución para organizar, pensar y establecer las pautas y normas a cumplir, pensando en un posible regreso en 2021. Este año estamos trabajando desde el 11 de febrero acondicionado la sede, cumpliendo con las medidas de higiene, limpieza y desinfección, estableciendo acuerdos con todos los actores de la institución y asimismo, en permanente contacto con Inspección de Educación Inicial, con Consejo Escolar y también trabajando con las familias de los alumnos, respondiendo sus inquietudes, haciendo entrevistas iniciales a alumnos nuevos. 

Hace unos días nos llegó el “Protocolo para la vuelta a la presencialidad en el nivel inicial de ambas gestiones”, que es un protocolo que se enmarca en el plan jurisdiccional anterior. Es una actualización para el inicio de clases 2021. A raíz de ello trabajamos con todo el personal para armar nuestro protocolo sanitario, definiendo aspectos para la organización pedagógica, como también los protocolos de actuación en caso de Covid-19. 

-¿Su matrícula normal de cuántos alumnos es, y de cuántos finalmente va a ser este año? 
-En el jardín funciona una única sala multiedad (3, 4 y 5 años). Desde el año 2017 la matricula se mantuvo en 19 alumnos debido a que la dimensión áulica no permite albergar más cantidad. En 2018 por ejemplo hubo 12 niños y niñas excedentes que no pudieron ingresar al jardín.

Cabe aclarar que nuestro jardín es rural que consta de un solo espacio, una sala pequeña y dos baños para alumnos; la cocina que es compartida con el nivel Primario. Este año, al día de hoy tenemos inscriptos 9 alumnos. Suele ocurrir que se van sumando niños a lo largo de los primeros días. Por lo tanto, veremos qué sucede en los próximos días. 


9 Los chicos que fueron inscriptos hasta el momento en el Jardín 909 


4 La cantidad de integrantes que forman parte del equipo de trabajo  


-Teniendo en cuenta el número de niños ¿con qué modalidad comenzarán el ciclo lectivo? 
-En principio arrancaríamos con los 9 alumnos brindando presencialidad completa, o sea todos los días de lunes a viernes de 13 a 17, que es el turno donde funciona el jardín. Pero está abierto a posibles cambios dependiendo del crecimiento de la matrícula. Si superase los 12 alumnos, se dividiría en dos grupos de seis alumnos e irían una semana por medio cada grupo, ya que debemos cumplir con las pautas de distanciamiento social de 1, 5 metro entre los alumnos. Y como dije anteriormente, pensando en la dimensión áulica no podríamos tener a todos los alumnos juntos. 


La directora y docente a cargo del Jardín 909, Daniela Lúquez


-¿Cuál es el protocolo elaborado para este jardín rural? 
-El protocolo que armamos contempla pautas generales (cantidad de alumnos; organización áulica, tarea de las docentes y tareas del auxiliar con todo lo relacionado a la correcta forma de limpieza y desinfección; y protocolo a seguir en casos sospechosos y/o confirmados de Covid); acciones previas al ingreso de alumnos (horarios de entrada y salida, distanciamiento social mientras las familias esperan el ingreso de los niños/as, declaración jurada de salud, toma de temperatura y sanitización de manos, uso de delantales); acciones durante la jornada (tiempo de permanencia en la institución, propuestas pedagógicas, ventilación permanente o cada 90 minutos según el clima; higiene de manos, no compartir elementos de uso personal). 

-¿Qué especie de planificación está previsto aplicar para un año escolar de pandemia? 
-En principio elaboramos una planificación pedagógica para el período de inicio, intensificando propuestas de revinculación, ya que al ser una sala multiedad hay alumnos que ya se conocen desde hace dos años. Priorizamos actividades al aire libre siempre y cuando el tiempo acompañe y actividades donde se respete el distanciamiento (juegos de recorrido, de emboque, de construcción, lectura de cuentos, propuestas de trabajo en mesas, entre otras). Siempre aplicando también las normas de higiene y desinfección, ya que antes y después de cada uso de los elementos y juguetes deben sanitizarse. Por otro lado ,la mirada estará puesta en las particularidades de cada niño y niña, así como del grupo en general. Por lo tanto, se hará un diagnostico luego de este período de inicio, que por lo general se lleva a cabo en 3 o 4 semanas, y se planifica el resto del año atendiendo a las necesidades detectadas, y por supuesto, bajo el Diseño Curricular del Nivel Inicial y el Curriculum Prioritario que plantea los propósitos, los saberes y las acciones que no deberían faltar en la escolaridad de los estudiantes. 

-¿De qué manera se tendrá contacto con las familias? 
-Desde el año pasado estamos en permanente contacto a través de un grupo de Whatsapp, en el que están todas las familias, y yo que soy la directora y docente de sala. Es decir tengo el grupo a cargo. Este año armé un nuevo grupo de Whatsapp con algunas familias que continúan y con familias nuevas de alumnos ingresantes. Es un medio que nos ha dado mucho resultado para mantener una comunicación fluida. Sería el medio que reemplaza al cuaderno de comunicaciones. Además tendremos contacto en el momento de ingreso y egreso de los alumnos a la institución. También hemos hecho algunas entrevistas iniciales. 

“La modalidad prevista está abierta a posibles cambios, dependiendo del crecimiento de la matrícula”


- En líneas generales ¿cuáles son los cambios más importantes del -jardín, para el regreso a clases? 
- En cuanto a la organización pedagógica, pensar en la matrícula y el espacio con el que contamos para decidir el modelo de asistencia a clases. No es lo mismo ser pocos (menos de 12) y vernos todos los días o dividir el grupo en dos si fueran más de 12 alumnos y vernos semana por medio, ya que ahí habría que pensar en qué actividades les daríamos la semana que estarían en sus casas. 

Otro cambio es el distanciamiento entre los alumnos y con el docente, que con niños tan pequeños se dificulta, aunque por supuesto en este nivel se tendrán en cuenta situaciones en donde el niño necesite ser consolado, acunado, calmado, sostenido, situaciones propias de cuidado y enseñanza de la primera infancia. 

En cuanto a la organización institucional y pensando en los protocolos de limpieza, desinfección y protocolos a seguir en casos sospechosos o confirmados de Covid, se establecieron normas claras para que todos los actores institucionales las puedan cumplir. Por ejemplo, para el ingreso y egreso de alumnos se marcaron cruces en el piso de patio de la entrada para que las familias respeten el distanciamiento; a su vez los alumnos deberán llevar declaración jurada de buena salud cada 48 horas para poder ingresar. Se les tomará la fiebre, y si fuere mayor a 37º, 4 no podrán ingresar. Poner énfasis en la ventilación de los ambientes, desinfectar todo al momento de uso como en los juegos del patio, juguetes, elementos, puertas, entre otros elementos, que antes se hacía pero no tan seguido. 

-¿Cómo está compuesto el equipo docente directivo y de auxiliares para el jardín? 
-Somos 4. El jardín cuenta con una preceptora, la profe de educación física, la auxiliar y yo que soy directora de 3ra, es decir directora con sala a cargo. 

-¿Con qué expectativas comienza el año, después de la experiencia de 2020? 
- En realidad ansiedad creo que es la palabra, muchas ganas de estar en la sala, en contacto con los alumnos, con el “quehacer” docente del día a día y poder enseñar desde la presencialidad. Una de las características de mi jardín es que está en zona de quintas, las familias no tienen Internet, wifi, y muchos ni si quiera computadora. El año pasado nos veíamos con los nenes por videollamadas cada 15 días ya que los padres usaban sus datos móviles. Nuestra forma de trabajo era enviarles bolsas viajeras a las casas con actividades impresas y mandábamos propuestas mediante el grupo de Whatsapp. Siempre tuvimos excelente respuesta. Por eso al pensar en este año, veo la esperanza de que se pueda “hacer escuela”, siempre respetando las normativas de los protocolos pero estando presentes. Espero que todos sepamos cumplir los protocolos establecidos, personal docente y auxiliar, familias, alumnos y comunidad, para poder tener un exitoso 2021. 

    -0-0-0-0-

Una sala pequeña
Daniela Lúquez fue consultada por este diario sobre la infraestructura del establecimiento, si el Jardín tiene alguna necesidad de servicios o de carácter estructural. Señaló que “el Consejo Escolar ha provisto de los insumos necesarios para llevar adelante protocolos de higiene y limpieza; y también desde Nación hemos recibido un fondo escolar para adquirir materiales y elementos necesarios para llevar a cabo las medidas de prevención del Covid-19”.


Daniela Lúquez junto a la preceptora, Selva Di Croce y la auxiliar Eugenia Costen


En su evaluación, puntualizó que “el único problema que tenemos en cuanto a infraestructura es que el jardín es muy chiquito, es una sola sala y pequeña. Además no tenemos baño docente. Por eso los días lindos aprovechamos el patio -que es grande--y hacemos actividades y propuestas pedagógicas ahí, pero los días fríos o de lluvia el único espacio para estar es la sala”. Por esta razón, expresó que “estaría buenísimo poder tener otra sala, o un S.U.M. Está en mesa de trabajo para ampliación desde el año 2017”.