El desorden. Encontrado por los Cárcamo tras el robo sufrido en la tarde de ayer

Policiales

En calle 23

Robaron en dos cabañas alquiladas en Claromecó

24|01|21 00:23 hs.

Las tardes parecer ser el momento preferido por los delincuentes para ingresar a robar en esta temporada. 


Ayer se conocieron dos nuevos hechos delictivos que se suman al drama vivido a la misma hora el pasado martes por el artesano tresarroyense Roberto Sabatini. En los casos más recientes, dos cabañas que habían sido alquiladas en un complejo ubicado sobre calle 23 N°1850, fueron visitadas por delincuentes que sustrajeron distintos elementos, después de romper distintas aberturas valiéndose de un destornillador. 

LA VOZ DEL PUEBLO tomó contacto con una de sus moradoras, María de los Angeles Cárcamo, quien detalló parte de lo robado y pidió a aquellas personas que tomen contacto con alguno de los componentes sustraídos que no lo compren. “Venimos todos los años desde 2004 porque siempre pensamos que era un lugar tranquilo. Lamentablemente hoy no puedo decir lo mismo, porque es un hermoso regalo de cumpleaños para mi marido porque nos hemos encontrado con que, mientras estábamos en la playa, nos entraron a robar en las casas 6 y 7 del Complejo Albatros”, dijo la mujer. 

Al referirse al botín con el que se alzaron los ladrones describió: “nos llevaron tres computadoras. Una HP de última generación, otra marca Lenovo y una Acer, un reloj Citizen Titanium de oro, dinero en efectivo, bolsos y una campera de cuero, entre otras cosas que podemos claramente identificar”, comentó luego de la primera observación lograda apenas enterada del robo. 

“Aún no podemos revisar el resto porque estamos esperando a la Policía Científica para que venga a tomar huellas, ya que dejaron un destornillador con el que violentaron la ventana para ingresar y quedó arriba de la cama”, agregó al respecto, antes de pedirle a la gente que, en caso de tomar contacto con alguna de las pertenencias robadas, no acceda a las ofertas que se puedan dar en ese sentido, “por favor no compren estos elementos porque son productos de un delito”, subrayó en el cierre.

Cabe recordar que, en la tarde del pasado martes, el artesano Roberto Sabatini fue víctima de un hurto en la misma franja horaria que los Cárcamo y, a raíz de la difusión de imágenes de lo sustraído, lograron aprehender a un sujeto que estaba vendiendo su producción y fue imputado de “encubrimiento”.