Policiales

Hay un sospechoso detenido

Robaron la producción a un artesano en Claromecó

23|01|21 09:14 hs.

Un artesano tresarroyense sufrió el robo de toda la producción con la que planeaba pasar el verano trabajando en Claromecó y, a pesar que la policía logró aprehender ayer a un sospechoso que anoche fue trasladado a Tres Arroyos en calidad de detenido, la víctima le aseguró a LA VOZ DEL PUEBLO que la mayoría de los componentes sustraídos no fueron recuperados.


Todo comenzó el pasado martes en horas de la tarde, cuando el artesano Roberto Sabatini, quien se encontraba pasando unos días en el balneario, sufrió la sustracción de un paño con 35 cuchillos criollos, 100 bombillas, más de 60 llaveros y una cantidad no especificada de mates, cuando se ausentó entre las 14 y la 16 de la habitación que alquilaba en calle 9, entre 28 y 30. 

Al regresar, se encontró con que había sufrido la sustracción y radicó la denuncia en la seccional claromequense, mientras su hija hacía lo propio con fotos de la mercadería en las redes sociales. 

Según el propio Sabatini le indicó a este diario, una mujer que casualmente le había comprado a otro sujeto unos recuerdos en la vía pública, identificó la mercadería robada en la publicación de Facebook y alertó a la policía. 

Inmediatamente, los uniformados localizaron al sospechoso y lo trasladaron a la seccional, donde fue identificado como Sebastián David Casañas, de 36 años, sobre quien pesaba un pedido de paradero activo desde el Juzgado Federal de Morón. 

Tal como informó la policía, en su poder se incautaron 5 cuchillos, 74 bombillas y 2 tenedores, algo que, de acuerdo a lo observado por Sabatini, “no es todo lo que me robó. Me falta un montón de mercadería y por eso ya estoy produciendo otra vez en Tres Arroyos”. 

Mientras tanto, Casañas fue trasladado a la Fiscalía acusado de “encubrimiento”, delito por el que además se solicitó a conversión en detención de su situación judicial, requerimiento que fue aceptado por el Juzgado de Garantías, que dispuso su alojamiento en un calabozo de la Estación de Policía. 

“No quiero dejar de agradecer a la policía por la velocidad con la que se movieron apenas recibieron la denuncia. En esta oportunidad, hay que reconocérselo”, dijo Sabatini en el cierre. 

Te interesaría leer