El cuerpo activo de la entidad cuenta con 33 integrantes, que son dirigidos por Roberto Bancur

Claro, Reta y Orense

Roberto Bancur, jefe de Bomberos de Claromecó

“Hay que tomar recaudos con las fogatas y no taparlas con arena”

06|01|21 12:50 hs.

Roberto Bancur, comandante y Jefe del cuerpo de Bomberos Voluntarios de Claromecó, explicó en un diálogo con La Voz del Pueblo los trabajos que se están desarrollando en forma preventiva, los vehículos con que cuenta el cuartel y las capacitaciones que reciben sus integrantes. 


También hizo referencia a los subsidios que percibe la entidad, así como describió maneras de ampliar la prevención de incendios forestales y domiciliarios.

El cuerpo de Bomberos Voluntarios de Claromeco está compuesto por 33 efectivos activos, más un plantel de bomberos en reserva los cuales han servido al cuartel durante 25 años o bien, cumplieron 60 años de edad. Son convocados en caso de alguna emergencia, com sucedió por ejemplo en el último incendio que se produjo en la Estación Forestal de Claromecó el 21 de septiembre pasado.

El cuerpo activo de la entidad cuenta con 33 integrantes, que son dirigidos por Roberto Bancur


La institución cuenta con un vehículo que es urbano, que solamente trabaja en la localidad, que es para incendios domiciliarios o rescates específicos. Además tiene una unidad que es especifica de rescate, que trabaja tanto en la ruta como en el área úrbana, dos unidades de 4500 litros que son forestales y un vehículo que sale en apoyo en todos los servicios que es el móvil 18. 

-¿De qué forma se capacitaron los bomberos en 2020?
 -Todo lo que fue el sistema de capacitación interno y externo el año pasado se paró, pero si hubo un montón de trabajos que se hicieron dentro de la institución en grupos en burbujas de 4 o 5 bomberos mientras la pandemia nos permitió, después tuvimos que reducir a tres, y luego ya no pudimos seguir capacitándonos. 

Se hicieron muchas capacitaciones teóricas por Zoom, mucho repaso de otras temáticas en las que planteábamos problemas y pudimos hacer algunas prácticas. 

Se practica mucho en lo que es incendios forestales, que compone el 80 por ciento de nuestra actividad, rescate vehicular, acuático y buceo, traumas, primeros auxilios. Todas especialidades a las cuales se les presta más atención por ser habituales en Claromecó. 

-¿Cuáles fueron los trabajos preventivos previos a la temporada? 
-En el Vivero es se realizó un trabajo de cortafuego en el perímetro y un poco en la banquina de la ruta, que también nos preocupa. El ultimo incendio grande que hubo arranco en la banquina, sumado que había muchísimo viento, de casi 70 kilómetros, fue imparable y se metió en el Vivero. Entonces la idea fue hacer un cortafuego preventivo en lo que es la banquina que da al sector del Vivero y otro cortafuego entre el campo lindero y el Vivero, en el sector de la cortina de eucaliptus más cercana a la ruta. 

En lo que respecta a Dunamar, todo el sector que se denomina Bosque de Fangauf es privado, y ellos mismos trabajaron y trabajan siempre haciendo cortafuegos y manteniendo el monte limpio en la zona lindera a los campos. 

 -¿Cómo prevenir incendios provocados por fogatas? 
-Es muy reiterativo en las temporadas, la gente quiere disfrutar, viene prende una fogata, pero no toma los recaudos necesarios como para evitar un posible incendio. La gente considera que esta lindo para hacer una fogata en determinado lugar y la hace, y no es así. Hay que ver si estas cerca de un monte, de un piso sucio de hojas o pasto seco, en qué sector enciende. Y si lo hacen en lo que es la playa misma, no habría mayores inconvenientes salvo tener la precaución después de limpiar, de apagar bien la fogata y no dejar restos. Es importante no tapar con arena, si bien se apaga el fuego, las brasas siguen trabajando y hasta que no se consuma toda esa leña que quedó tapada, puede pasar cualquiera, pisar y quemarse o apoyar un auto y reventar las cubiertas por las temperaturas. 

Hay que evitar hacer las fogatas en los médanos, cerca de los tamariscos en la zona del Segundo Salto, en lo que es la costa del Vivero. Dejas una fogata mal apagada con brasas y un viento del sur mete brasa dentro del Vivero y tenemos problemas. Lo mismo pasaría en Dunamar, se mete brasa o alguna chispa en el monte privado de Fangauf, y tenemos problemas. 

La idea es tratar de que la gente tenga un poquito de conciencia en el tema de disfrutar. Y si prenden una fogata, tengan la responsabilidad de elegir lugares que no revistan peligro y apagarla como corresponde.

En las viviendas 
Con respecto a las medidas en las casas particulares, dijo que una vez terminado el verano y con los primeros fríos del otoño, es necesario realizar una limpieza y control de las chimeneas tanto de fogones como de la salamandra, para evitar incendios domiciliarios provocados por la acumulación de resina de los pinos, que es la leña habitual.

“La mayoría de los incendios domiciliarios que hemos tenido en invierno, surgen de salamandras, chimeneas de hogares o fogones, muchas veces las partes de madera quedan muy expuestas a lo que es el pulmón del fogón, un descuido de quien lo construye, y con el tiempo eso se va deteriorando, la temperatura te va secando la humedad de lo que sería la madera y de golpe se prende”, explicó.

Bancur observó que “si la chimenea está en contacto con la estructura del techo y no se tuvo la precaución de aislar la chimenea de la mampostería, puede traer consecuencias”. 

Recursos económicos 
Por otra parte, hizo referencia a la manera en que se cubren las erogaciones e inversiones que realizan Bomberos de Claromecó. 

Indicó que “tenemos subsidios nacionales y provinciales, pero esos subsidios están reglamentados por ley para determinado uso, no podemos salir de la finalidad establecida. Hay dentro de la institución gastos como la luz, el gas, la guardia en verano, que la idea es tratar de que la guardia sea todo el año, porque ya Claromecó ha cambiado mucho y nosotros notamos que la guardia del cuartel debería estar todo el año –reiteró-. El mantenimiento interno, un porcentaje del combustible, gastos de Secretaria (contamos con una persona que está continuamente haciendo papelería administrativa indispensable para mandar a Defensa Civil, ya que sino perderíamos la operatividad)”. 

Puntualizó que “la Municipalidad también nos da subsidios y brinda mucha colaboración, más la venta de la rifa que por suerte anda bien. Así podemos cubrir los gastos que no entran dentro del subsidio nacional o del provincial”. 

El tránsito 
El jefe del cuerpo activo de Bomberos manifestó que el tránsito en la localidad “está bastante desordenado. La gente no respeta señales, manos de las calles, ya hubo varios accidentes sin consecuencias graves”. 

Pidió igualmente tener precaución en la ruta, “siempre manejarse dentro de las reglas. Con eso vamos a evitar malos momentos”.