José María Labarthe junto a sus hijos

Policiales

En el acceso a Claromecó

Cuatro sujetos, uno de ellos armado, amedrentaron a un hombre y su familia

05|01|21 11:45 hs.

En el transcurso de las primeras horas de la madrugada del domingo, un hombre y su familia procedentes de Las Flores, sufrieron un intento de asalto en el acceso a Claromecó. José María Labarthe viajó en su Gol Power hasta la localidad balnearia junto a su pareja e hijos, después de haber pasado de visita por Tres Arroyos. 


Arribó pasada la medianoche con la esperanza de encontrar donde pasar la noche, con la posibilidad de quedarse incluso unos días, según contó a La Voz del Pueblo. Pero al no encontrar nada disponible, ni abierto a esa hora, decidió permanecer un rato en el predio donde se encuentran instalados los juegos infantiles, entre la ruta 73, la avenida 26 y una de las calles interiores de la localidad. 

A esa hora –pasadas la 1:00- tampoco encontró abierta la estación de servicio, según dijo. Con una noche agradable desde lo climático, decidió con su familia permanecer en la localidad hasta que se haga la hora de ir a la playa. 

Horas después mientras su hijos pasaban un rato en los juegos advirtió que se le acercó un vehículo Ford Escort de color gris oscuro, de donde se bajaban cuatro sujetos mayores de edad, de aproximadamente unos 30 años. “Andaba un auto, lo vi en una actitud rara. En un momento pegaron la vuelta, vuelve y paran frente al mío. Se bajan cuatro, yo ya estaba en alerta. Trabo el vidrio, pongo en marcha el auto para salir y ellos emprenden la fuga marcha atrás. Hacen una cuadra y media marcha atrás. Al ver un móvil (policial) que venía creo que decidieron no proseguir con lo que iban a hacer. El que conducía tenía un arma”, relató a este diario. 

Inmediatamente el hombre de Las Flores subió a su familia en el vehículo y se dirigió a la zona céntrica en búsqueda de la policía. Contó que fue entonces que pudo ubicar a efectivos a los que informó del hecho con el objetivo de prevenir que los sospechosos continúen con su accionar delictual. 

Labarthe indicó que finalmente pasó la noche en la zona céntrica con su familia, porque había movimiento de gente y no se sentían solos, dijo que logró ver nuevamente a los sospechosos en un par de oportunidades. 

Contó además que no presentó denuncia formal en la comisaría, pero que sí realizó la advertencia a efectivos de la fuerza del orden, después que ocurriera el incidente alrededor de las 3 de la madrugada.