Para esta región se pronostica un verano con precipitaciones moderadas a escasas

El Campo

Informe de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires

Un verano con menos lluvias y temperaturas “superiores la media”

31|12|20 10:00 hs.

Durante el verano 2021 el sistema climático se comportará en forma cercana a lo normal, aunque conservando rasgos perturbados, de acuerdo al informes Perspectivas Agroclimáticas Estacional de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires. 


El régimen hídrico observará un comportamiento moderadamente inferior a lo normal, mientras el régimen térmico se mantendrá algo por encima de la media. 

De acuerdo al trabajo elaborado por el ingeniero agrónomo especializado en climatología, Eduardo Sierra, Enero experimentará precipitaciones abundantes pero irregulares en la mayor parte del área agrícola. La mayor parte del agua recibida será consumida. Cuyo, el sudoeste de la Región Pampeana y gran parte del Paraguay observarán amplias áreas con sequía edáfica.

- Febrero observará una marcada concentración de las precipitaciones sobre el norte y el centro oeste del área agrícola, con excesos hídricos. Contrariamente, el sudoeste y la mayor parte del sur registrarán precipitaciones moderadas a escasas, ampliándose las áreas con sequía edáfica. 

- Marzo observará precipitaciones abundantes en todo el norte y el centro este del área agrícola, mientras que el centro-oeste y todo el sur recibirán registros moderados a escasos, acentuándose la sequía edáfica. 

Las altas cuencas del Paraná y del Paraguay recibirán lluvias moderadas a abundantes, que contribuirán a incrementar gradualmente sus caudales. 

Otoño 
El otoño 2021 observará una gradual transición entre el escenario climático actual y el que imperará durante la temporada 2021/2022. 

- Abril observará precipitaciones abundantes sobre el norte del área agrícola, al mismo tiempo que las mismas se reducirán sobre el centro y el sur de su extensión. La circulación polar comenzará su retorno, provocando tormentas cordilleranas e irrupciones de aire frío, con heladas tempranas en el sur de la Región Pampeana y el oeste de Cuyo. 

- Mayo mostrará un nuevo retroceso de las precipitaciones, que quedarán restringidas al nordeste y el extremo centro-oeste del área agrícola del Cono Sur, mientras que el resto de su extensión recibirá valores escasos, al mismo tiempo que se potenciarán las tormentas cordilleranas, incrementando el riesgo de heladas. 

- Junio mostrará un panorama más equilibrado, reactivándose parcialmente las precipitaciones, lo cual podría indicar que el escenario 2021/2022 podría ser más benigno que el actual. 

No obstante, debe tenerse en cuenta que estas previsiones para el otoño 2021 son provisorias y deberán ir ajustándose a medida que se cuente con indicadores más firmes. 

Conclusiones 
El escenario junio descripto en este informe, basado en que tanto los vientos polares, como los vientos alisios, conserven intensidades moderadas, manteniendo la posibilidad de que las lluvias estivales, aunque inferiores a la media, alcancen un nivel adecuado para el desarrollo de los cultivos de la cosecha gruesa, posee una probabilidad del 80%. 

A la alternativa más severa, que los vientos Alisios se potencien causando un episodio pleno de La Niña, que se extendería a lo largo de todo el verano puede asignársele una probabilidad del 15%.

La probabilidad de que la actual tendencia se revierta y el sistema climático pase a un estado positivo, tipo un “Neutral Cálido” o un “El Niño Suave”, es muy baja y pude ubicarse alrededor de un 5%.