Policiales

El caso ocurrió en abril de 2019

Cinco años y seis meses de prisión por raptar y robarle a un jubilado

24|12|20 09:04 hs.

El último de los integrantes de una banda que en la madrugada del viernes 19 de abril de 2019 redujo a un jubilado en su casa del barrio Residencial y, tras despojarlo de dinero y amenazarlo con un arma blanca, lo llevó hasta un cajero automático para que les extraiga la mayor cantidad de efectivo posible y luego lo abandonó semidesnudo en la ruta 3, fue condenado a la pena de cinco años y seis meses de prisión. 


Se trata de Carlos Ferrario, de 27 años, quien en horas del mediodía del martes escuchó la pena que le impuso el doctor Ricardo Gutierrez en su carácter de magistrado unipersonal del Tribunal Oral Criminal Nª1 de Tres Arroyos, tras hallarlo penalmente responsable del delito de “privación ilegítima de la libertad agravada y robo concurso real”.

Según informaron fuentes tribunalicias, Ferrario era el único miembro del grupo delictivo que aún no había sido condenado, ya que, en 2019, sus compañeros de causa, Hugo Oscar Alvarado y Emanuel Ibarlucía, habían recibido distintas penas bajo la modalidad de juicio abreviado. 

En ese sentido, pudo saberse que, para el primero, en esta oportunidad, la jueza Verónica Vidal, aceptó el acuerdo propuesto de común acuerdo por la Defensa, el imputado y la Fiscalía, bajo la modalidad de juicio abreviado, y recibió una sentencia de cinco años de prisión bajo la misma carátula, “privación ilegítima de la libertad y robo en concurso real”. 

En tanto, Ibarlucía, fue condenado a la pena de tres años de prisión de ejecución condicional tras haber sido hallado partícipe secundario del delito de “robo agravado por el uso de arma blanca”, ya que, según consta en el respectivo expediente, fue hallado responsable de las tareas de vigilancia previas a la realización del hecho. 

El atraco 
En la madrugada del viernes 19 de abril de 2019, dos sujetos sorprendieron a Roberto Aued, de 85 años, en su casa de la calle Alvarado 358, donde lo redujeron y amenazaron con armas blancas para que les entregue el dinero que tenía en la casa. 

Una vez que la víctima accedió al requerimiento de los delincuentes, éstos no habrían estado satisfechos con la cantidad de dinero recibido y decidieron trasladar al hombre en su propio auto hasta un cajero del Banco Nación de donde logró extraer otros 5000 pesos. 

Tras eso, los delincuentes abandonaron a Aued en una banquina de la ruta 3, sin su camisa. 

En las investigaciones posteriores realizadas por la DDI e instruídas por el fiscal Gabriel Lopazzo, basándose en las imágenes de las cámaras de seguridad del banco, se logró identificar a los sujetos que trasladaron a Aued hasta ese lugar contra su voluntad y se los imputó formalmente, antes de detenerlos tres días más tarde acusados de “privación ilegal de la libertad agravada y robo en concurso real”, delito por el que finalmente fueron condenados el martes, tras un debate realizado en una única audiencia el pasado miércoles 16.