A excepción de nuestra región, el trigo sintió la sequía y el rinde será, en promedio, muy bajo

El Campo

A nivel país

El trigo tendrá el segundo peor rinde promedio de la década

20|12|20 13:06 hs.

Según el último relevamiento de la Guía Estratégica para el Agro, los datos actualizados de la cosecha marcan que los rendimientos promedios de trigo a nivel país se encuentran en el segundo peor resultado de la última década, razón por la cual la proyección de producción cae a 16,5 millones de toneladas. 


“Este año la sequía fue más que el esfuerzo del productor, porque empezó limitando la siembra ya que se sembraron 240 mil hectáreas menos que en 2019. Pero se fertilizó más y mejor con niveles récords, sin embargo, la producción 2020/21 será un 15% menor que hace un año, es decir que habrá 3 millones de toneladas menos“, aseguró el informe de la Bolsa de Comercio de Rosario. 

Cabe destacar que la producción argentina de trigo de la campaña 2019/2020 fue récord con 19,5 millones de toneladas. 

Los resultados generales de la campaña de trigo actual, cuando ya se cosechó el 70% del área apta serían los siguientes:
- Hectáreas sembradas: 6,56 millones de hectáreas (600 mil hectáreas perdidas). 
- Rinde medio nacional: 2.770 kilos por hectárea (el peor desde 2012/2013). 
- Producción total: 16,5 millones de toneladas (3 millones de toneladas menos que 2019). 

Buenos Aires se destaca por sobre el resto, dado que aportaría 10,2 millones de toneladas de trigo (casi el 62% de la producción total argentina), con un rinde promedio estimado en 3.750 kg/ha (un 35% más que la media nacional).

Sufre Córdoba 
La Bolsa de Cereales de Córdoba ratificó que la cosecha de trigo en esa provincia sufrirá una fuerte caída como consecuencia de la sequía que comenzó en el otoño y que todavía persiste, de la mano de la llegada del fenómeno La Niña. 

Con datos actualizados a la primera quincena de diciembre, con un avance del 83% en la recolección, la entidad bursátil confirmó los valores que había estimado durante el último informe, publicado a fines de noviembre. 

La cosecha cerrará en torno a 1,4 millones de toneladas, lo que significa un derrumbe del 67% o de más de tres millones de toneladas con respecto al ciclo 2019/20. 

El primer impacto de la falta de agua fue la caída del área sembrada, que pasó de 1,6 millones de hectáreas el año pasado a 1,2 millones en esta campaña. Luego, el régimen de lluvias nunca repuntó y eso provocó que haya casi 380 mil hectáreas que directamente se perdieron o que los productores prefirieron “quemar” con herbicidas o rolar antes que cosecharlas. 

Y entre las que sí se levantaron, el rinde promedio fue de apenas 16 quintales, el más bajo en 11 años. “El trigo pan en condiciones de seca no alcanza un rendimiento máximo de 26 quintales, mientras que el mínimo es de 10 quintales”, mencionó la Bolsa.  


Add space 300x250x2