La volatilidad es un factor que genera dudas entre los que tienen unos pesos de más

La Ciudad

A pesar de que muchos aseguran que es el momento...

Dólar: dicen que está “barato” pero en Tres Arroyos la gente no compra

12|12|20 08:48 hs.

Que la “rúcula” está barata ya es un secreto a voces en la calle. Pero en Tres Arroyos son pocos los que la compran. Con el piso que tocó ayer de 148 pesos por unidad en el mercado paralelo (o sea sin restricciones para su compra), el dólar seguiría sin ser el destino de los tresarroyenses que tienen la posibilidad de ahorrar. 


Con un precio que en la víspera permitía por igual comprar el dólar turista en el banco que el blue o paralelo en cualquier cueva, entre los operadores que comercializan moneda extranjera se comenta que hay poco dinero en el bolsillo de la gente y que ésta elige gastar el efectivo en las fiestas antes que ahorrar. Entre los que van por la opción 2, se impone el siempre valorado “ladrillo”.

Una muestra de ello puede percibirse en la demanda de materiales de construcción, terrenos y casas en plena eficación, como así también alta demanda de mano de obra. 

En ese sentido, ya es normal escuchar a cualquier obrero de la construcción pedir tiempo para consultar su agenda antes de confirmar un trabajo. 

148

Es el precio mínimo al que se vendió la moneda desde la inolvidable disparada a 195 pesos del pasado 23 de octubre 


Entre los cambios más importantes de los últimos dos meses se destaca la “extinción de los compradores de los famos “200 verdes” que impone el cepo cambiario dispuesto por el Gobierno. 


La vedette. Del momento en materia de inversiones pareciera que es el ladrillo (Maxi Burgueño)


Si bien hay compras con dólar bajo, las operaciones las llevan adelante siempre los mismos. En ese grupo se encuentran inversores del sector agropecuario, alguno que haya podido realizar alguna de venta de propiedades, como así también operaciones “en negro” de ventas de cereal.

“No hay plata” 
Así, entre los vaivenes de este negocio, en el mercado local existen unas pocas casas de cambio con espalda para aguantar cualquier baja en el precio como las de las últimas semanas, mientras que hay muchos arbolitos que se tienen que guardar y esperar que vuelva a subir el precio del dólar para no perder con la reposición de stock que hicieron días atrás, cuando compraron a números superiores a 150 pesos. 

Según los especuladores callejeros consultados por este diario, se espera un movimiento de precios en enero o febrero, “pero seguramente después de las fiestas”. 

“No hay plata en la calle, la gente está gastando lo que tiene en las Fiestas, no está ahorrando y sólo piensa en llegar a fin de mes”, así, son pocos los que pueden guardar para una compra de entre 100 o 500 dólares para ahorro y llegar a fin de mes, a pesar de que saben que el precio está bajo y sería el momento ideal para ahorrar, si eso es lo que persiguen. 

No obstante, la volatilidad de los últimos días lleva inseguridad a los pequeños inversores, que no sabén qué, pero “algo va a pasar”, comentan haciendo referencia a la palabra prohibida: “devaluación”.

De esta manera, si antes, en tiempos de puré, se hacían 15 operaciones por semana, hoy se están realizando apenas dos y con otros fines, se indicó.