Nacional

.

Con posturas marcadas pero sin escándalos, Diputados continúa un extenso debate por el aborto

10|12|20 20:29 hs.

Con posturas marcadamente opuestas pero sin escándalos, diputados continúan discutiendo el proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo (IVE), en una maratónica sesión que ya lleva más de 8 horas y que se espera que se extienda al menos hasta las 3:30 de la madrugada. 


 El histórico debate (el segundo que llega al Congreso en dos años) comenzó a las 11 con una cargada agenda de oradores a favor y en contra, por lo que los cálculos más optimistas hablaban de un cierre de la votación cerca de las 4 de la mañana del viernes. 

 El “bloque verde” (grupo de legisladores de diferentes fuerzas a favor del aborto) estimaba contar con unos 131 votos, con lo que le alcanzaría para aprobar la iniciativa. De todos modos, los números no estaban del todo claros y aún hay una veintena de legisladores que no se pronunciaron públicamente al respecto. 

 Como ocurrió en 2018, nuevamente no se perciben votos en “bloque”, y legisladores de la misma bancada sostienen posturas encontradas en torno al proyecto. Afuera, miles de mujeres con pañuelos verdes siguen las alternativas del debate, mientras que en otro punto del Congreso también manifestantes antiaborto reclaman contra la iniciativa.

Voces cruzadas 
En un debate prácticamente sin grises, decenas de diputados ya se expresaron a favor y en contra de la iniciativa. 

 Una de las sorpresas de la tarde fue la diputada del Frente Misionero de la Concordia, Flavia Morales, quien anticipó que votará en favor pese a que en el 2018 lo hizo en contra al señalar: “Desde la votación de 2018 he reflexionado, he analizado” 

 “La penalización no logra evitar que muchas mujeres realicen esta práctica, y más aún en la clandestinidad. En efecto, la intervención del Estado, en este momento, es fundamental“, agregó. 

 Por su parte, el legislador de Unidad y Equidad Federal, el mendocino José Luis Ramón, insistió con su proyecto de llamar a una consulta popular sobre el aborto y dijo que “este debate no puede ser resuelto por mayorías circunstanciales”. 

 En tanto, la diputada de Juntos por el Cambio Dina Rezinovsky afirmó que “la deuda con las mujeres no es el aborto”, y cuestionó al Gobierno nacional por enviar el proyecto al Congreso al afirmar que “el aborto no es un derecho” y que el “derecho es tener un trabajo digno, una casa y cloacas”.  

Desde la misma fuerza, la diputada radical Gabriela Lena (UCR-Entre Ríos) afirmó que legalizar el aborto permitiría “evitar y disminuir muertes dolorosas”. 

“Si esta ley se sanciona no va a obligar a nadie a abortar, pero a aquella mujer que de manera dolorosa decida hacerlo, se le darán las opciones hasta la semana 14”, completó. 

 Por su parte, el diputado del PRO Fernando Iglesias se mostró a favor del proyecto aunque lo consideró “oportunista” y propuso que se modifique el texto y que haya un límite a la semana 24 de gestación para realizar la práctica. 

En el Frente de Todos también se vio la fractura entre quienes están a favor y en contra del aborto. Vanesa Massetani cuestionó a quienes se refieren al embrión como un “fenómeno”, al señalar que “resulta revelador lo que puede hacer el fenómeno” que “se mueve, agita el brazo, la cabeza, toma líquido amniótico y hace pis”. 

 En cambio, su compañera de bloque Florencia Lamprebe dijo que “estamos por votar este derecho que es un pendiente histórico” y aseguró que esta ley “se debe votar porque el aborto sucede y es una realidad que mueren muchas mujeres”. 

 Desde la izquierda, Juan Carlos Giordano -hoy asumió en lugar de Romina del Pla- afirmó que “el aborto legal salva vidas y esa es la apura realidad”, ya que la “maternidad debe ser deseada” y pidió “la separación del Estado de la Iglesia”. 

 Finalmente, el diputado pampeano Martín Maquieyra (PRO) lamentó que el aborto sea “la prioridad” del Gobierno nacional y cuestionó al oficialismo por lo que consideró un “tratamiento exprés” de la iniciativa, al recordar que en 2018 se escucharon 700 oradores y en esta oportunidad “no más de 30 de cada postura”. (DIB)