Maricel, Walter y Celia, integrantes del emprendimiento, volvieron a apostar por el parador

Claro, Reta y Orense

Reta

En la nueva normalidad, en el Parador Walter`s apuntan al cuidado del turista

08|12|20 08:59 hs.

En Reta, en medio de la "nueva normalidad" que impuso la pandemia, los prestadores de los distintos servicios que la localidad tiene no se achican ante el actual contexto que se vive. 


Si bien durante el año deambuló el fantasma de la incertidumbre sobre el desarrollo de la temporada, en la actualidad, con el período estival dando sus primeros pasos, las expectativas por la aparente buena respuesta que los turistas darán este verano generan positivas expectativas en el sector privado. 

Y dentro de lo mencionado, en el Parador Walter's, uno de los tradicionales espacios que ofrece Reta, tienen en claro que la actual temporada será totalmente atípica a todas las que vivieron los Pereyra, familia que desde 1977, verano tras verano, apuesta por la localidad con su emprendimiento turístico.

"Estamos haciendo todo lo posible para ir manejando este momento. No sabemos lo que puede pasar. En definitiva, hay muchas cosas que desconocemos y nos da incertidumbre", señaló Walter Pereyra, referente del parador. 

En el parador aplican todos los protocolos ya conocidos para evitar un eventual contagio, tanto para cuidar a quienes trabajan en el lugar como también a los turistas y visitantes que acuden para hacer su consumición. "Acá, todos trabajamos con el barbijo colocado, como corresponde. Afuera pusimos más mesas para que la gente esté al aire libre", indicó. 

"Se ha visto más cantidad de gente que otros años. Nos agarró un poco desarmados porque no esperábamos que venga tanta gente en este fin de semana", sostuvo Walter Pereyra


En sus apreciaciones, el referente se mostró satisfecho por el movimiento que se ha dado en Reta en el amanecer de la temporada. "Se ha visto más cantidad de gente que otros años. Nos agarró un poco desarmados porque no esperábamos que venga tanta gente en este fin de semana", sostuvo. 

Como ex guardavida, y conocer como pocos de las aguas de Reta, Pereyra dio una serie de sugerencias más que interesantes para los turistas. "Les pido que cuando vengan al mar, busquen de bañarse en los sectores cubiertos por guardavidas, que no se metan en cualquier lugar. Hay zonas que tienen guardavidas, pero ellos cumplen con un horario", remarcó.

Sangre, sudor y lágrima 
Pereyra se mostró orgulloso por el parador que logró construir. "A esto lo hicimos con sangre, sudor y lágrima. Hemos pasado temporales tremendos. Ahora, no podíamos armar las carpas por la cantidad de arena que había. Hace tres o cuatro días vino el topador. Limpió, pero no como tendría que haber limpiado", señaló. 

"Ahora estamos haciendo lo posible para armar más carpas. No es algo que se pueda armar en dos o tres días. La idea es que haya 50 unidades de carpas", indicó. 

Sobre el cierre, pidió que desde el municipio se destine una maquinaria para que acondicione el estacionamiento que hay en inmediaciones del parador. "Hay lugar de sobra, pero hoy en día es un espacio que se llena con veinte autos. No sé por qué, pero nosotros siempre quedamos para lo último. No es solo un beneficio para mí, sino que es para todo Reta. Con la playa nos beneficiamos todos", concluyó.