En Barcelona, Fangio ganó su primer Campeonato Mundial de Fórmula 1

La Ciudad

Juan Manuel Fangio

A 69 años de un logro histórico para el deporte argentino

28|10|20 11:26 hs.

El 28 de octubre de 1951, Juan Manuel Fangio gana su 1º Campeonato Mundial de Fórmula 1. En 1949, cuando subía al avión decía que se conformaba con ganar alguna carrerita, de 10 carreras que participó ganó 6, abandonó en las restantes. 


El Campeonato Mundial se inició en 1950, Fangio triunfó en 3 de las 6 que corrió, fue subcampeón detrás de José Farina, el primer campeón mundial de Fórmula 1.

En 1951 integran la escudería Alfa Romeo las 3 F: Fangio, Farina y Faggioli, se corren 7 carreras, Fangio gana en 3, es 1º en Suiza, 9º en Bélgica, 1º en Francia, 2º en Inglaterra y Alemania, abandona en Monza y llega “punteando” el campeonato con 27 puntos, a la carrera de Barcelona, donde se definía el título. 

Su más duro rival, Alberto Ascari, con 25 puntos. Y Froilán González con 21 puntos, estos dos últimos del equipo Ferrari junto a Villoresi. 

Iniciada la competencia toma la punta Ascari, recién en la quinta vuelta Fangio logra superarlo, trata de sacarle ventaja ya que tenía que parar a cargar combustible; trabajaron tan rápido en boxes que cuando Fangio vuelve a la pista no lo habían superado, llegando triunfante al banderazo final para consagrarse Campeón Mundial en 1951. 

Contó Fangio que días antes de la gran carrera jugaron una apuesta con Ascari: “el que gana paga una comida y el que pierde elige lugar e invitados”. Fue un gran festejo, dijo el campeón, había cerca de 50 comensales, “todo argentino que andaba por Europa estaba allí, me salió unos 30.000 pesos la farra”. 

Luiggi Villoressi fue el encargado de entregarle un presente, un plato de plata tallado que dice “un pícolo ricordo per un grande campeone”. 

El embajador argentino en España, señor Ibañez, se disponía a entregarle el premio del Campeonato Mundial, cuando alguien dijo –que se lo entregue el hijo-. Efectivamente nuestro conocido Pancho Ibañez fue el niño encargado. 

Fangio antes de volver a nuestra patria le preguntó a su padre: “¿papá, que te gustaría que te lleve desde aquí?”. Don Loreto le contestó, “tráeme una bicicleta”. Es la que luce orgullosa el Museo de Balcarce, mezclada entre las maravillosas piezas exhibidas. 

Museo del Automóvil del Club Quilmes de Tres Arroyos 
Colaboración de Alberto Deramo