La Ciudad

El maestro del norte

Hasta siempre Chango

28|10|20 00:51 hs.


El domingo por la noche falleció en un accidente Ramón Lesme, director de la Escuela 287 de Paraje Giachino. Sentía un lazo afectivo con nuestra comunidad

A Ramón Lesme le decían Chango. Por su tarea como director de la Escuela 287 “Ciudad de Tres Arroyos”, ubicada en Paraje Giachino, provincia de Misiones, tenía un vínculo muy cercano con nuestro distrito. Es que hay una hermandad entre el establecimiento y la comunidad local, un lazo que nació a fines de la década del 70, hace más de cuarenta años.

Se desempeñó desde 2001 en la Escuela 287 y asumió como director en reemplazo de Liliana Pipke. En febrero de 2017, visitó por primera vez nuestra ciudad y en octubre del año pasado, formó parte de un inolvidable viaje de alumnos misioneros a Tres Arroyos y Claromecó. 

“Estoy muy contento, todo el mundo te recibe de diez”, dijo en La Voz del Pueblo, cuando fue entrevistado en 2017. En los años anteriores, habían recibido en Paraje Giachino a grupos de chicos tresarroyenses, que tuvieron esta experiencia con el apoyo de la Municipalidad.

Chango quería retribuir y agradecer el afecto. Y aprovechó el viaje para acercarse a la casa de Agustín, un alumno de la ex Escuela Virgen de la Carreta, en el Barrio Los Ranchos, que formó parte de la delegación que estuvo en Paraje Giachino en 2013.

"Era como el más quietito el año que fue, yo quería aprovechar la oportunidad para saludarlo y ver cómo andaba. Me hizo llegar a la lágrima cuando lo vi", dijo con emoción. 

Tal como lo hizo en Misiones, Agustín realizó una promesa. "Volvió a afirmar que se va a recibir y va a seguir estudiando. Son cosas que te motivan. Este vínculo entre las dos comunidades es fuerte por todo lo que se genera", destacó. 

0-0-0-0 

 El domingo por la noche, Ramón Lesme falleció luego de perder el control de su automóvil en la ruta 101 y volcar. Viajaba en el sentido Comandante Andresito-San Antonio. Es la partida de un amigo de Tres Arroyos. 

La agrupación Vacaciones Solidarias hace posible cada año retomar el contacto con la Escuela 287, mediante la obtención de donaciones aportadas por vecinos, que llegan hasta la puerta de la sede escolar. Sirvió de nexo también para que Chango viniera a Tres Arroyos. 

Dentro de los recuerdos que perdurarán por siempre, se encuentra el viaje que una delegación de Giachino llevó a cabo en octubre de 2019 a Claromecó. Los alumnos conocieron el mar, disfrutaron de un chapuzón y apreciaron un paisaje totalmente diferente, novedoso para ellos. 

“Hoy cuando pisábamos la arena por primera vez en Claromecó, se me ocurrió decir ‘alce la mano quién conoce el mar’ pero nadie levantó. Entonces, dije que lo hiciera quien no lo conocía: todo el mundo alzó la mano. Incluso algunos padres que vinieron como acompañantes y tampoco lo conocían”, señaló Ramón Lesme en tal ocasión. 

Luego también arribaron a Tres Arroyos y estuvieron en el Polideportivo, donde disfrutaron de prácticas recreativas.  

0-0-0-0 

 Nació en Puerto Esperanza, residió en Posadas y luego en San Antonio. Sus padres eran porteros escolares y él, además de concurrir a clases, los ayudaba y colaboraba en esta tarea. Cursó la carrera docente en un Instituto ubicado a 30 kilómetros de San Antonio. 

Un maestro rural que vivía a diario los desafíos que se plantean en lugares alejados, con pocos servicios y recursos que muchas veces no alcanzan. "Algunos maestros trabajan en un aula con alumnos de primero a séptimo grado. Deben dar todas las áreas y el chico de séptimo escucha la explicación que le dan a los de primero. Con grados acoplados es difícil", señalaba. 

Supo agradecer reiteradas veces “el esfuerzo en conjunto de la ciudad de Tres Arroyos” mediante las donaciones. Amable, de hablar pausado, propenso a la sonrisa. Tantos chicos lo tendrán muy presente, porque los ayudó a crecer de una manera más firme y trató de darles una base para el desarrollo personal. Como lo tienen en la memoria todos aquellos que lo trataron y tuvieron la dicha de conocerlo.  

Te interesaría leer