Alejandro y Melina abrieron su Estudio de Agrimensura en avenida San Martín 97 (CayNet)

San Cayetano

San Cayetano

Dos jóvenes agrimensores comenzaron un innovador proyecto regional

27|10|20 09:34 hs.

Con la dedicación y el profesionalismo que toda actividad merece, Alejandro Novara (Mat. Nº 2581) y Melina Núñez Ruviera (Mat. Nº 2597) abrieron su estudio de agrimensura en la ciudad de San Cayetano tras completar sus estudios en la Universidad de La Plata y trabajar en este ámbito tan complejo como desafiante por varios años en diferentes puntos del país.


Hoy, equipados tecnológicamente, pero sobre todo con la sapiencia y el tesón necesarios para cumplimentar las tareas que sus clientes les encomiendan, se abren paso en el circuito local resolviendo problemas de agrimensura legal y topografía que ningún otro profesional podría.

- ¿A qué ámbito de la agrimensura apuntan con este emprendimiento? 
- Melina: La oficina está orientada, a grandes rasgos, a lo que es la agrimensura legal y la topografía. Pero como existen tantos ámbitos de aplicación como la minería que obviamente es más específico para trabajar en empresas y demanda mucho tiempo. Nosotros vamos a hacer de todo un poco dentro de lo que permita la oficina, los tiempos, el lugar. La agrimensura es regional y no solo trabajaremos en San Cayetano. Tenemos un dron para obtener imágenes a través de esta herramienta, para lo que es la fotogrametría. En mi caso me interesa mucho lo que es la consultoría en regularización dominial porque tengo experiencia, eso se ve más con los municipios. 

- Alejandro: Hablando de nuestra experiencia para sumar servicios que se puedan brindar, Melina ha trabajado en el dragado de ríos, como en el de Puerto Quequén, yo trabajé midiendo vías de ferrocarril en Córdoba. Eso nos ha quedado como experiencia y no las dejamos de lado jamás. Si nos consultan por un presupuesto para un trabajo de esas características, lo vamos a presupuestar y lo vamos a poder hacer.

- ¿Cómo se apoyan en la tecnología? 
- Melina: Hay que tratar de aggionarse a la situación actual. La tecnología avanza y tratamos de estar acorde al contexto, actualizados. Hemos realizado cursos referentes a los vuelos con drones. Cuando aprendés un trabajo es cuando lo realizás mucho. Nos llevamos muy bien con la tecnología, tenemos equipos GPS, que si tenés el dron y no tenés el equipo GPS es medio complicado. Sirve para el posicionamiento. Nos estamos complementando bastante bien porque lo que a uno no le gusta, le gusta al otro. 

- Aunque se apoyen en la tecnología, la agrimensura tiene algo de artesanal. 
- Alejandro: Hay un aspecto donde hay que ser muy puntilloso con los detalles a la hora de marcar un límite entre dos linderos. La tecnología es importante pero no se puede confiar a ciegas y ahí está la parte del criterio y de lo artesanal. La metodología que uno adopta para controlar la tecnología que usa, con diferentes recursos o mediciones de control. Uno no puede estar a ciegas librado a que resuelva todo la tecnología sino aplicar el conocimiento nuestro y el criterio. 

- ¿Qué expectativas tienen con este emprendimiento?
- Melina: Tenemos mucha expectativa. Primero seguir haciendo lo que nos gusta, poder crecer. El hecho de ser profesionales independientes y de tener nuestro propio emprendimiento es algo que venimos buscando hace bastante, le ponemos todas las fichas porque creemos que nos va a ir muy bien. La fama se hace trabajando y eso es lo importante, que la gente nos conozca y sepa como trabajamos. 

- Alejandro: El objetivo principal es que la gente nos conozca, que logren saber quiénes somos, que conozcan como trabajamos y en base a eso crecer profesionalmente. Creemos estar actualizados con el instrumental que utilizamos pero nuestra idea es nunca quedarnos sino que el objetivo es tratar de tener la última tecnología para poder brindar mejores servicios y más rápidos. (caynet.com.ar).