Comerciantes se congregaron en la Plaza San Martín, frente a la Municipalidad

La Ciudad

Ese día se concretará una nueva reunión

El viernes se plantea como horizonte

27|10|20 09:13 hs.

Comerciantes de rubros afectados por las restricciones, que dispuso el gobierno municipal el viernes pasado ante el avance en los contagios de Covid-19, se manifestaron ayer en la Plaza San Martín.


Representantes de distintos sectores fueron recibidos en el municipio por Matías Fhurer, secretario de Desarrollo Económico, Ciencia y Tecnología; Gabriel Guerra, secretario de Prevención y Salud; Jorge Cordiglia, secretario de Seguridad; Guillermo Orsili, director de Deportes; y la concejala Claudia Cittadino, presidenta del bloque del Movimiento Vecinal. 

Quienes intervinieron en la reunión con funcionarios son Ivo Quattrocchi (gimnasios); Celeste Doré (peluquerías); Sergio Aristegui (gastronómicos); Laura Magaldi (guarderías); Carolina Negro (estética); y Mariela Megna (natatorios). 

Asistieron además Augusto De Benedetto, presidente de la Cámara Económica; y Ramona Maciel, secretaria de la entidad. Tras el encuentro, comerciantes dieron a conocer que habrá una nueva reunión el viernes. Dejaron en claro la situación económica muy difícil y la necesidad de no interrumpir el ingreso diario.

Los testimonios 
En primer término, Sergio Aristegui indicó que "vinimos a decir nuestra postura. No podemos estar cerrados, es muy difícil lo que se está atravesando, expusimos que no nos sentíamos responsables. No es buscar culpables, pedimos que se pueda rever la medida tomada”. 

Subrayó que “estamos cuidando las fuentes de trabajo. Venimos desde marzo con todos los inconvenientes conocidos, después nos permitieron abrir pero no estamos trabajando ni cerca lo que se necesita para podernos mantener". 

Aristegui indicó que "entendemos que esta medida fue un poco apresurada. El doctor Guerra habló de la parte salud, está preocupado, respetamos lo que ellos hacen y les agradecemos. Quedamos en volver a juntarnos el viernes”. 

Entre otras apreciaciones, manifestó que “vamos a contribuir desde todo punto de vista, lo hemos hecho. Entiendo que la salud es gravísima, pero el tema económico es realmente alarmante, no podemos estar un día más cerrados. Agradecemos que nos hayan convocado, la charla fue en muy buenos términos, cada uno expuso lo suyo, esperamos una respuesta favorable".



Luego de poner de manifiesto que “todos los comercios cumplen con los protocolos”, dijo que “vamos a intentar llegar al viernes sin abrir”. 

Por su parte, Ivo Quattrocchi comentó que “uno de los planteos que hice es que los gimnasios trabajamos bien hasta noviembre, después decae por las fiestas y las vacaciones, volvemos a trabajar fuerte en marzo o abril. Y este año parte de marzo y abril estuvimos cerrados”. 

En este contexto, expresó que “quince días para nosotros es muy oneroso. Se lo planteamos a Matías Fhurer, a Gabriel Guerra” 

Reflexionó que “entiendo que la gente debe tener actividad, ir a las plazas, a recrearse, pero cuando se expande el virus cierran los comercios. Estamos en una situación bastante compleja, entre la salud que el doctor Guerra dice que están extenuados los médicos, no tienen personal, y nosotros que exponemos la realidad económica”. 

Solicitó “que la población empiece a ser consciente. Evitar las juntadas, las peñas, reuniones, cumpleaños. Es una pandemia, el sistema de salud está al borde y pagamos los platos rotos los comerciantes”. 

Asimismo, argumentó que “no tenemos IFE, ATP, muchos vivimos al día, con el dinero que va entrando”. 

Un largo camino
Celeste Doré, integrante del rubro de peluquería, sostuvo que “la reunión la vi bastante favorable. Creemos que no van a ser quince días sin actividad, posiblemente el viernes nos puedan dar una respuesta. Acá nadie viene a rebelarse, se entiende perfectamente la situación que estamos atravesando desde los dos lugares”. 


Funcionarios recibieron a representantes de distintos rubros y a miembros de la Cámara Económica


La comerciante dijo que “pedimos empatía a la gente, no a las reuniones, no a los festejos de cumpleaños, cuiden a sus abuelos, a la gente mayor, hay que hacer foco en eso. Realmente a los comerciantes, a los que tenemos un oficio, se nos está poniendo difícil, y nos toca hacernos cargo de una situación de la que no nos sentimos responsables en un gran porcentaje”. 

Al respecto, agregó: “La problemática está viniendo de otro lugar, que la gente tome conciencia. El virus está, es real, el sistema de salud si no lo cuidamos se va a saturar”. 

Instó a que “seamos empáticos, solidarios. No cortemos la fuente de trabajo de ninguna familia, ya estamos con un movimiento del 40 o 50 por ciento de lo que es habitual, hagamos hincapié de poner entre todos un poquito. Esta situación no finaliza en quince días, posiblemente no termine en unos cuantos meses, tenemos un largo camino para transitar y se necesita de todos”. 

Por esta razón, apeló a que “la gente misma nos ayude a controlar esto y podamos seguir manteniendo la fuente de ingreso que sostiene a las familias de cada uno de los que vino acá y de los que no pudieron venir”. 

Afirmó que “el foco de contagio no está en un comercio, pero lamentablemente hay mucha gente egoísta. La economía también se está viniendo abajo, es un pedido para poder sobrevivir”. 

Reiteró, finalmente, que “creo que vamos a tener el viernes una respuesta favorable, en cuanto también toda la sociedad ayude con esta situación”.   

   -0-0-0-0-0-0-0-0-0-

Compás de espera 
La Cámara Económica no convocó a la manifestación de comerciantes afectados por la interrupción de actividades, pero los acompañó en el encuentro con funcionarios municipales. 

Desde la entidad, señalaron que se le dio un marco institucional a un reclamo válido y se abrió un compás de espera hasta el viernes. “Desde marzo estamos a disposición, ante la pandemia, de los distintos sectores. Reconocemos que el municipio fue uno de los primeros en abrir actividades, acompañó los pedidos que fuimos haciendo”, señaló Augusto De Benedetto. 

Sobre la reunión prevista para el viernes, observó que “es un esfuerzo más” para el comercio, que sufre mucho en un año con tantas adversidades. Y añadió: “conocemos y acompañamos la realidad que vive cada rubro”.