Policiales

El hecho ocurrió en su casa de Sarmiento al 1300

Esperaban que una jubilada asaltada se calme para indagar sobre el hecho

26|10|20 15:28 hs.


La policía de investigaciones de nuestra ciudad aguardaba que una abuela de 90 años se calme tras un asalto sufrido el domingo por la noche en su casa, para indagar con más profundidad sobre el hecho. 

Se trata de doña Evelia, una jubilada nativa de San Francisco de Bellocq, pero vecina de Tres Arroyos desde hace muchos años, a quién el domingo, alrededor de las 21, sorprendieron en su casa de la calle Sarmiento al 1300, cuando se encontraba en la cocina del inmueble. 

Aparentemente, los delincuentes, que serían cinco, ingresaron a la propiedad tras saltar un paredón que da sobre la calle Sarmiento y, luego de violentar una puerta, entraron en contacto con la mujer, a quien tomaron del pelo para amenazarla y que les entregue un anillo y su jubilación. 

La Voz del Pueblo dialogó con uno de sus hijos, Osvaldo Targise, quien si bien reconoció que su madre se encontraba bien de salud, había pasado una traumática situación ante las amenazas de los cinco delincuentes, acerca de los cuales, no podía precisar si estaban armados, “lo único que se comprobó es que trabajaron con guantes, así que son personas que saben lo que hacen”, dijo. 

“No la lastimaron, la tomaron de los pelos y la llevaron hasta la habitación, pero no la agredieron para nada. No sabemos bien qué se llevaron, pero fue bastante liviano dentro de la gravedad de lo ocurrido”, agregó el hombre, también jubilado como mecánico de nuestra ciudad. 

Según comentó Targise, antes de ingresar en la casa de su madre, los delincuentes habrían estado tocando otras puertas de vecinos que no respondieron, por lo que no descartaba que se trate de un hecho “al voleo”. “Nunca fue un barrio complicado, al menos hasta ahora. Nunca nos había pasado algo así. Uno ve que pasan cosas, pero siempre está esto de `a mí no me va a pasar`”, reconoció. 

Luego de haberse entrevistado con el personal de la DDI, ante quienes indicó que su madre se hallaba “muy nerviosa” como para revivir el episodio, Targise evaluaba cómo sería el futuro junto a su madre, “no sabemos que vamos a hacer, por el momento, la estamos cuidando”. 

Al referirse al botín que los ladrones se llevaron del inmueble, Targise señaló que, “en principio se llevaron la jubilación y un anillo que le sacaron de la mano, pero por suerte sin forzarla. Es un indicio de que se trató de raterío”.