115 años junto a cada tresarroyense

ST 6. 2°
Despejado

Sociales

Muestra

Desde el viernes, hay un “museo virtual” en el Mulazzi

09|09|18 19:55 hs.

Maximiliano Ocampo Salinas trae a nuestra ciudad su proyecto llamado “Museo virtual de arte encontrado”. La misma estará en exhibición hasta fin de este mes en la Sala Jaka del Museo Mulazzi. 


Es una muestra que funciona en plataformas y redes sociales que comenzó en Facebook y ahora está en Instagram “adaptándose a las formas de este momento. Es un proyecto colaborativo y colectivo que comencé hace tres años cuando encontré una caja con 35 pinturas de una artista con sus obras firmadas pero que no pude ubicar. Lo que hice es con esto pensar cómo mostrar ese material. Entonces creé un grupo en Facebook con el nombre de Museo Virtual con la obra de esa artista que de otra manera sólo hubiesen terminado definitivamente donde las encontré: un tacho de basura. Y por lógica iban a desaparecer. Todo esto me hizo armar este museo virtual compuesto por obras de artistas de las cuales no hay registro de currícula, no hay historia. Aparece la obra en sí en registro fotográfico que la mayoría de las veces está cerca o en volquetes, el contexto es muy fuerte. En este momento consta de casi 200 obras que me han llegado desde diferentes lugares. Hay obras de artistas y de gente que las ha encontrado por todo el mundo”.

Su manera de mostrar
El cómo llega hasta esto desde el punto de vista de su formación, Ocampo Salinas es artista visual y “trabajo en esto desde hace 10 años en galerías o museos mostrando mi obra. Mi interés es como el de cualquier persona lo único es que estoy tratando de aprovechar las redes sociales para poder generar otro tipo de vínculo, de enriquecimiento y visualización de los artistas”. 

El que esta obra que se encuentra en las redes se exponga en el Mulazzi es “una forma de usarlo como una especie de sede temporal dentro de otro museo. La idea es jugar como escalafón de estas obras que fueron encontradas en la calle, el último lugar donde podría tener destino. De hecho una de las obras para el museo la compré en un mercado de pulgas de Parque Centenario, en una plaza. Yo juego mucho con esta forma de adquisición y legitimación de artistas. Algo muy raro ya que la forma es muy diferente porque generalmente se dan en las grandes ferias de arte donde los museos compran las obras a precios muy elevados. Yo estoy tratando de romper esto, no sé si lo logro pero ese es el juego. Esto de haber creado un museo virtual hace que a veces nadie registra o encuentra nada y un día te llueven obras que envían personas de diferentes lugares. Hay obras encontradas en Amsterdam, en París, en San Pablo, en Ushuaia, donde te imagines y eso va creando un banco de imágenes increíble”.  

Legitimación 
A Maximiliano como el hacedor de esto, el encontrar la respuesta a su propuesta hace que el patrimonio del Museo Virtual vaya incrementándose, “también es mucho trabajo porque tengo que estar armando todo esto. Hay todo un juego de señaléctica para catalogar si es o no una obra de arte. Yo lo único que hago es hacer una copia fotográfica y después me encargo de esto. De llevarlo a un espacio institucional como el Mulazzi y tiene otro peso. La obra que sale de acá es otra obra porque el mismo museo es el que la legitima”. 

Esto es el comienzo de un largo camino cuya próxima parada es la de generar el dinero necesario para concretar un libro donde estén compendiadas y catalogadas las obras porque “el trabajo de artista es ese, el pasar por un museo, el armar su propio libro o catálogo, que su obra tenga su legitimación social. Esto es muy loco ya que los diferentes artistas que han visualizado mi propuesta les ha gustado”, dice Maximiliano Ocampo Salinas en el final.