115 años junto a cada tresarroyense

ST 19. 0°
Cielo cubierto

El Campo

Exposición Rural

“La voracidad impositiva de este Gobierno llegó hasta el caballo criollo”

09|09|18 12:52 hs.

El doctor Mario Gramisu es una fija en la Exposición Rural. Desde hace 16 años tiene asistencia perfecta para participar de la muestra con sus caballos criollos. 


De hecho, junto a su hijo impulsaron que los equinos se sumaran a la expo. Y lo que empezó como una aventura para reflotar un evento que venía muy golpeado por la situación del agro, se convirtió en un clásico. “La verdad es que estamos muy contentos. Para nosotros es una fiesta participar de la Expo. Y así como disfrutamos de venir a Tres Arroyos, también lo hacemos yendo a otros lados. Este año acá hay 30 animales, que es un número muy interesante”, explica Gramisu en los corrales, donde más le gusta estar.

“Acá tenemos una competencia sana. La pasamos bien, hay mucha camaradería. Uno espera que llegue este fin de semana”, agrega el gastroenterólogo. 

Aunque la charla, que venía animada y con todo a favor, pegó un violento cambio de rumbo. 
“¿Cómo es la actualidad de la raza? El criollo sigue creciendo, tenemos la idea de crear un ateneo de jóvenes. Aunque este año la raza recibió un golpe muy grande, porque pese a ser el caballo del país, lo gravaron con el 21% en las ventas y eso ha impactado en la comercialización de los animales”, se lamenta.



“Este Estado que no se achica, todo lo contrario, cada vez gasta más, le hizo un daño al caballo que hizo la patria. Porque nosotros teníamos una ley de fomento equipo que ha sido derogada a principio de año, y los diputados votaron la nueva ley con un fin recaudatorio. La voracidad impositiva de este Gobierno llegó hasta el caballo criollo”, agrega. 

El doctor y criador de la raza de toda la vida, asegura que “esta medida se siente porque gran parte de los usuarios son monotributistas, es gente de trabajo, que le gusta tener un animal, que tiene pasión por este, y pagar el 21% de IVA se le hace difícil”. 

Para Gramisu se trata de “un pésimo impuesto a una actividad que es realmente de trabajo. No es rentable, es para trabajar en la hacienda. Gravar al criollo fue una pésima idea”, insiste.

95 años de historia 
La Asociación Criadores de Caballos Criollos fue fundada por un grupo de 40 criadores de la Raza el 16 de junio de 1923, bajo en nombre de “Asociación de Criadores de Caballos Criollos Argentino”, en la ciudad de Buenos Aires. Su objetivo primordial fue y es la difusión y el fomento de la cría de la Raza Criolla equina. 

Su destino es regido por una Asamblea General de Socios, que es soberana y mantiene una reunión anual (Asamblea Anual Ordinaria) para la aprobación de su Memoria y Balance anuales, según los dictados de la legislación vigente para las Asociaciones Civiles sin Fines de Lucro, tal es su forma jurídica. La A.C.C.C. organiza o auspicia anualmente gran cantidad de eventos para la Raza Criolla, extendiendo su acción, a través de Delegados Regionales desde Salta hasta El Calafate. 

En los últimos años, ha tenido presencia en más de 50 exposiciones en todos los rincones del país donde los criadores concurren con alrededor de 1500 productos y la ACCC brinda su apoyo con Jurados oficiales, Comisarios, Secretarios y ayudantes que aporta la generosa familia criollista.