115 años junto a cada tresarroyense

ST 11. 7°
Nubes aisladas

Carta de Lectores

Escribe Alicia Hurtado

Tom y Jerry

05|09|18 11:59 hs.

Señora directora: 


Siempre me encantó esa historieta del ratoncito y el gato que vivían persiguiéndose, con el casi inexorable triunfo del más pequeño. La astucia solía vencer a la bestialidad del más grande (que, de todas formas, también era simpático y querible). Era una de esas historietas que a los niños solían encantarnos, y cualquier parecido con la realidad era mera fantasía. 

Por eso me sorprendió que un alto funcionario comparara al presidente de la República y su jefe de gabinete con Tom y Jerry, dando por sentado que no pueden existir el uno sin el otro. Si esto fuera cierto, cosa que ignoro, se me ocurren un montón de parejas mucho más adecuadas para esta comparación. 

De todas formas, lo cierto es que hemos escuchado ese y otros disparates en los últimos días: una diputada que ama las crisis porque le dan una especie de shock de adrenalina, un presidente que habla y nos responsabiliza de cosas que nunca hicimos, un supuesto cambio de gabinete en el que solo se revolvieron un poco los nombres, pero quedaron los mismos (a propósito, ¿alguien sabe que fue del rabino que era ministro de medio ambiente o algo similar?)… 

En fin, solo puedo decirle al señor Macri que nunca he gastado más de lo que gano, que cada vez me alcanzan menos mis ingresos, que pago mis impuestos sin chistar, así que me niego a aceptar que me responsabilicen de la actual crisis, de la misma forma que me he negado a aceptar los retos que recibí en otra época de quien era presidenta. 

Quizás sea mucho pedir a gente insensible (aunque hagan “actings” como si sufrieran a la par nuestra) que nos respeten, que reconozcan errores, y se esfuercen en, por una vez, gobernar pensando en el bien común y no en el de determinados sectores privilegiados. 

Sí, seguramente estoy pidiéndole peras al olmo, tengo que empezar a pensar con los pies en la tierra, en una tierra donde los que más aportan son los que menos tienen, aunque Tom y Jerry quieran hacernos creer lo contrario. Pero, ¡ya estoy mezclando fantasía con realidad! Discúlpenme. 

Alicia Hurtado