115 años junto a cada tresarroyense

ST 10. 0°
Nubes aisladas

El Campo

En Benito Juárez

Rústicos le bajó el martillo a la crisis

05|09|18 11:34 hs.

Como en años anteriores la venta anual de Rústicos fue una verdadera fiesta de la ganadería. Un encierre de más de 1600 piezas Angus y más de 500 personas le dieron el marco necesario para que organizadores y criadores finalicen muy satisfechos en la sexta venta anual en el predio de Campoamor Hermanos de Benito Juárez. 




La previa matutina era imponente, más de 700 vientres PC, MAS y generales en los corrales esperaban junto a 550 terneras para entorar, calidad por dónde se mire y en menos de 90 minutos no quedó nada, se vendió todo. Ya era un gran indicio de que las cosas andarían bien por “la Capital de la Amistad”. 



Luego del almuerzo, en la carpa con una oferta más que importante de pedigree y la presencia de nombres “de peso” en el Angus nacional junto a importantes criadores de la región hizo que paulatinamente tanto toros como vaquillonas fueran encontrando sus valores de acuerdo a la calidad y las sangres. Algunos fueron realmente importantes. 



Como complemento quedaron los toros PC que se vendieron “volando” con muchas elecciones de lote completo y un interesante promedio.

Hubo un enorme trabajo de Sergio Amuchategui junto a Nachi Añez Gutiérrez y Juan García, más todo el equipo de Alfredo Mondino, con Roberto Mondino en el martillo. Un gran trabajo en equipo, un gran grupo de gente empujando hacia el mismo lado. Algo casi utópico en éste país. 



Se trabajó con 90 días e interesantes opciones con tarjetas rurales con tasas bonificadas. “La verdad fue algo tremendo. Estoy muy emocionado. No me alcanzan las palabras de agradecimiento para todos los criadores y cabañeros. Acá hubo peso pesados de la ganadería, que me depositaron una confianza muy grande en un momento como el que estamos viviendo. Y salió un buen remate”, explicó visiblemente conmovido Amuchategui, el padre de la criatura. 

“Y lo que hay que destacar es que Rústico es un remate genuino. Lo que gusta, se vende; lo que gusta menos, se vende menos. Como debe ser”, agregó el consignatario que en el cierre destacó el grupo de trabajo que hizo posible lo que definió con los ojos vidriosos como “un sueño cumplido”. (www.campototalweb.com.ar).