115 años junto a cada tresarroyense

ST 11. 8°
Despejado

Policiales

El caso del bebé golepado

Felipe evidencia mejoras y hoy será revisado en Mar del Plata

04|09|18 09:57 hs.

Felipe continúa recuperándose en su casa de las graves lesiones que lo llevaron a estar en coma y hoy será trasladado a Mar del Plata para un control a cargo de los profesionales del Hospital Materno Infantil de esa ciudad, informaron fuentes médicas. 


Por el momento, desde el Hospital Pirovano se indicó a LA VOZ DEL PUEBLO que el bebé de 11 meses es controlado diariamente y la mejora sustancial se da en que cumple los ciclos de sueño-vigilia de manera normal, como así también interactúa con los que lo atienden. 

En ese sentido, el director del área de pediatría del Hospital Pirovano, doctor Gabriel Guerra, informó a este diario que “Felipe se alimenta con succión normal y deglute semisólidos sin inconvenientes”. 

Al ser consultado sobre lo que considera la secuela más grave de este episodio que le tocó vivir, el profesional médico explicó que el niño sufre una hemiplejia y problemas con su visión, cuyo diagnóstico podría motivar una futura intervención quirúrgica que atenúe el daño. 

“Por el momento acude con normalidad al Centro de Atención Temprana de la Infancia (estimulación temprana) y ahora vamos a ver mañana (por hoy) qué opinan los neurólogos de Mar del Plata”, comentó. 

En la noche del pasado martes 24 de julio, Felipe, un bebé de ahora 11 meses, fue trasladado desde la Clínica Hispano (dónde fue llevado en primera instancia) al Hospital Pirovano a raíz de las lesiones que lo habían dejado inconsciente. 

Los primeros estudios realizados en el centro de salud tresarroyense determinaron que sea trasladado a un hospital de mayor complejidad, como el Materno Infantil de Mar del Plata, donde los médicos que lo revisaron, decidieron radicar una denuncia penal por entender que estaban frente a un caso de maltrato infantil. 

“Siempre te amé” 
A raíz de esta denuncia, fue detenido José Vespa, pareja de la madre de Felipe y aparentemente última persona con la que estuvo la criatura antes de ser internada. 

La carátula con la que fue arrestado fue “lesiones graves”, aunque el fiscal Gabriel Lopazzo había pedido su detención por “lesiones agravadas por alevosía”. Tras permanecer siete días en un calabozo de la Estación de Policía, Vespa recuperó su libertad pero sigue imputado. 

El joven de 26 años se refirió públicamente a lo ocurrido en la red social Facebook, días antes de su arresto, cuando publicó “felices 11 meses. Sé que no estamos pasando un buen momento pero lo que sé que siempre voy a estar a tu lado… Por más que la gente hable y me culpen por lo que estás pasando... Siempre te amé y siempre lo voy hacer”. 

Tres días más tarde, Vespa fue arrestado y pasó una semana en un calabozo, mientras que, por estas horas, la Fiscalía continúa analizando la posibilidad de elevar la causa a juicio con las pruebas que conforman el respectivo expediente.