115 años junto a cada tresarroyense

ST 11. 8°
Despejado

La Ciudad

La palabra de Pronta Casa

“Es tierra de nadie”

03|09|18 09:38 hs.

Tras la publicación del artículo sobre la agresión a nuestra reportera gráfica en Claromecó, Carolina Mulder, en un incidente con operarios de Pronta Casa, se comunicó con nuestra redacción Romina Chiachio, una de las integrantes de la mencionada empresa. 


El miércoles pasado, en horas de la tarde, se acercó a LA VOZ DEL PUEBLO y más allá de que persistieron las diferencias en la evaluación de lo sucedido, quedó acordada la realización de una nota en el Vivero. De esta manera, se le dio a Pronta Casa la posibilidad de expresar su postura. 

Al día siguiente, por la mañana, se produjo el encuentro y una recorrida. El área de trabajo asignada se encuentra hacia la izquierda de la entrada a la Estación Forestal, en un sector donde hay instalaciones de Bagsa. 


Romina Chiachio


Aníbal y Romina Chiachio dialogaron con este diario, mientras que dieron continuidad a los trabajos Iván, el hermano menor, y un tío de Puerto Madryn que llegó en un camión, donde estaban cargando ramas. El propietario de la firma es el padre Jorge Osmar Chiachio. 

En primer término, aseguraron que hace dos semanas en el municipio, durante una reunión en la que también intervinieron Carlos Bayúgar, secretario de Desarrollo Económico, Ciencia y Tecnología; y Horacio Hid, del área legal de la comuna; "Carabio nos dio autorización" para cortar árboles donde lo hicieron el martes 28 de agosto y tomó las fotografías Mulder. 

El encargado del Vivero lo negó luego al ser consultado por este diario. "Nunca me dieron los planos", objetó Aníbal Chiachio al referirse a lo que establece el contrato con el municipio. Y cuestionó también "la falta de control en la extracción de leña. Es tierra de nadie". 

Los hermanos argumentaron que "cada año, nos pidieron que entre diciembre y abril no trabajemos. Nos comieron un año". Por ello, consideraron que este tiempo debe ser recuperado mediante la prórroga del contrato. "El contrato se firmó en septiembre de 2015. Ya entre diciembre y abril del año siguiente no trabajamos -comentó Romina Chiachio-. En mayo se accidentó mi marido. En junio subcontratamos la pala a cargo de Gastón Felipe. En julio, hubo otro accidente durante los trabajos; nació mi sobrino y mi madre tuvo un problema de salud. Nosotros también afrontamos inconvenientes". 

Por esta razón, dijo que recién a partir de 2017 y sobre todo este año lograron mayor continuidad. Aníbal Chiachio comentó que el martes 28 fue la primera vez que salieron del área asignada y que "sacamos tres plantas" (Carabio considera que la cantidad fue mayor, aproximadamente diez). 


Aníbal Chiachio


El contrato les otorga, a cambio de los trabajos, 2500 metros cúbicos de madera. Afirmaron que prácticamente no han retirado y que no se hizo ningún remito, que es la documentación establecida para consignar cada metro cúbico que saca la empresa. 

Asimismo, plantearon que se han realizado comentarios sobre incumplimientos de la empresa, pero "no nos han hecho una sola acta" por esta razón. 

En las expresiones de disconformidad, pusieron de manifiesto que en el invierno de 2017 el municipio retiro maderas que ellos habían cortado, sin consultarlos previamente, para la distribución de leña en Tres Arroyos. Y subrayaron que igualmente en el armado de las estaciones del Via Crucis, utilizaron rolos de madera de la firma. "Acá nadie pregunta nada", sostuvieron al asegurar que en este caso tampoco fueron informados. 

Además manifestaron que el municipio cortó árboles en cercanías de la casa de Carabio, dentro de la Estación Forestal, para armar un circuito saludable y que se llevaron parte de los rolos allí obtenidos. “¿Dónde están?”, se interrogaron. 

En declaraciones periodísticas, el ex concejal Sergio Soulé dijo que “se instalaron a vivir en el Vivero”, lo que fue desmentido por ambos. Al respecto, Romina Chiachio comentó que alquilan dos propiedades en Claromecó, por una de las cuales este diario pasó a buscarla en forma previa a la realización de la nota. 

En el transcurso del diálogo con este diario, comentaron que la familia es oriunda de Tres Arroyos, son cinco hermanos, si bien Aníbal Chiachio nació en Puerto Madryn.

“Con papeles” 
En una parte del predio, frente a la avenida 43, la empresa instaló algunas máquinas para las tareas con la madera. Allí hay también un colectivo Río Paraná que no está en funcionamiento y le faltan ruedas, en cuyo interior armaron un taller; así como otros vehículos en desuso. Aníbal Chiachio contó que el último que adquirieron es un Renault 18. “De todos tengo los papeles, sin documentación no compro”, concluyó.