115 años junto a cada tresarroyense

ST 7. 0°
Despejado

Policiales

A Patricia Barrionuevo y a su hermana Valeria

En Salud Mental les robaron dos celulares

09|08|18 18:37 hs.

El lunes a las 16 horas las hermanas Patricia y Valeria Barrionuevo llegaron al área de Salud Mental municipal a visitar a una familiar. El padre de ambas había arribado un rato antes por lo que e ingresó al lugar de visitas en primer lugar.


En la puerta, una persona de seguridad, empleado de la empresa Security Sistem S.R.L. -según informaron las denunciantes- estaba a cargo de la recepción en el momento que ingresaron. 

Las mujeres explicaron a LA VOZ DEL PUEBLO que el reglamento interno de Salud Mental ordena dejar los celulares antes de ingresar a la zona de visitas. “Algo contradictorio nos parece poder entrar con los bolsos y carteras y tener que dejar los celulares en mesa de entradas. Algunas veces los recibe personal del área y otras, como el lunes, el personal de seguridad”, explicó Patricia Barrionuevo la situación por la que pasó junto a su hermana.

Las mujeres explicaron a LA VOZ DEL PUEBLO que el reglamento interno de Salud Mental ordena dejar los celulares antes de ingresar a la zona de visitas

El hecho
El horario de visita finaliza a las 18 horas por lo que a esa hora, los tres miembros de la familia Barrionuevo se dirigieron al hall de entrada para retirar sus celulares. El del padre estaba, pero los de Valeria y Patricia no aparecieron. 

Las enfermeras comenzaron a buscar y mientras las hermanas se dirigieron directamente a la persona que recepcionó sus celulares .


Patricia Barrionuevo, una de las damnificadas


La denuncia 
La respuesta que dio el seguridad fue que había dejado los celulares apoyados sobre un mostrador. Pero esto no conformó a las Barrionuevo que solicitaron al personal que llamen por ellas a la policía. 

Personal de la Comisaría Primera se acercó a Salud Mental, le tomó los datos al empleado de Security Sistem S.R.L. y posteriormente las mujeres radicaron la denuncia.

La respuesta que dio el seguridad fue que había dejado los celulares apoyados sobre un mostrador. Pero esto no conformó a las Barrionuevo que solicitaron al personal que llamen por ellas a la policía. 


Unos días después ampliaron la misma aportando el nombre y apellido del personal que les requirió los celulares en salud Mental.

Hasta el momento el Moto G tercera generación, empresa Claro de Patricia y el Motorola 655 plus empresa Movistar de Valeria no aparecieron a pesar que las damnificadas hablaron con Mabel Elías, una supervisora del área. 

"Se presentó una señora de pelo corto que vino a hablar con nosotras y nos dijo que era algo que ocurría de manera corriente, naturalizando el hecho del robo”, explicó Patricia, refiriéndose a la abogada del Hospital.

También se comunicaron con Eduardo Apolonio, “porque es el responsable de la empresa -contratada por la municipalidad- en la que trabaja el empleado que nos recibió los celulares en la mesa de ingreso a Salud Mental”, manifestó Patricia. 

Hasta ahora no tienen ninguna novedad.  “Mi hermana se comunicó con (Ricardo) Magrath, otro de los dueños de la empresa de seguridad, que le dijo que tenían que esperar que se activen los celulares para poder rastrearlos”, explicó la damnificada.

Patricia y su hermana están en plena tarea de organización de actividades para el Día del Niño y los celulares son una herramienta fundamental para su trabajo. 

Lo cierto es que en Salud Mental desaparecieron dos celulares y sólo las enfermeras se ocuparon de ayudar a las hermanas a buscarlos.