115 años junto a cada tresarroyense

ST 10. 0°
Nubes aisladas

Nacional

38 a 31

El Senado rechazó la ley del aborto y no podrá volver a tratarse hasta 2019

09|08|18 09:22 hs.

En lo que fue una noche histórica, el Senado rechazó por 38 votos contra 31, y dos abstenciones, el proyecto de legalización del aborto que venía de Diputados con media sanción, por lo que ahora la iniciativa no podrá volver a tratarse al menos hasta el año que viene. 


La maratónica sesión, en la que intervinieron 64 de los 72 legisladores que integran el cuerpo, concluyó sin aplausos ni festejos y con los senadores abandonando raudamente el recinto ni bien el tablero electrónico confirmó el resultado de la votación. Sin embargo, se produjeron incidentes en las afueras del Congreso que terminaron con al menos ocho detenidos.  

Ahora, el tratamiento del proyecto, que involucró más de seis semanas de debate en el plenario de comisiones de Salud, Asuntos Constitucionales y Justicia y Asuntos Penales por los que pasaron más de 140 especialistas a favor y en contra de la iniciativa, deberá esperar hasta el año siguiente para regresar al debate. No obstante, la despenalización sería incluida en la reforma del Código Penal que llegará al Parlamento en menos de dos semanas. 

A la hora de los cierres uno de los discursos más esperados fue el de Cristina Fernández de Kirchner (Unidad Ciudadana), quien justificó en "las miles y miles de chicas que se volcaron a las calles" su cambio de opinión sobre la legalización del aborto luego de que, durante los ocho años que fue presidenta, se negó a habilitar su debate en el Congreso. "Se puede estar de acuerdo o no, pero estamos rechazando un proyecto sin proponer algo alternativo", dijo. Y agregó: "Este cuerpo va a rechazar lo que tiene media sanción de Diputados y van a seguir los abortos en la Argentina. Hoy no estamos discutiendo ninguna propuesta. Se está bajando la cortina". 

En tanto el senador Miguel Angel Pichetto expresó: "Este tema se nos pasó. Tal vez le tenemos miedo a estructuras dominantes y viejas, en posiciones totalmente retrógradas en la Argentina, como ha sido la Iglesia Católica. También la de credos evangélicos que juegan con la inocencia de la gente". 

También hablaron en el cierre, a favor y en contra, los senadores Luis Naidenoff y Silvia Elías de Pérez, respectivamente, por la coalición Cambiemos. Firme opositora del proyecto, la senadora tucumana defendió a la Iglesia Católica y acusó a los defensores de la legalización de usar eufemismos, como interrupción voluntaria del embarazo, para no hablar de aborto. "Rechazamos este proyecto porque conculca el derecho a la vida y a la libertad de conciencia, establece un derecho al aborto supraconstitucional y es discriminatorio y unitario", sentenció. 

Por su parte, Naidenoff consideró que aprobar la ley sería "un salto de calidad para la Argentina". "La historia marca que cuando se trata de ampliar derechos, la sociedad siempre va a la vanguardia", añadió. Ante el resultado "cantado" de la votación, el legislador prefirió enviar un mensaje optimista a los jóvenes que manifestaban en la calle y de su partido y a los militantes de Franja Morada: "Este es un primer paso y más allá de mayorías circunstanciales, nada está perdido", arengó. 

El debate se extendió desde la mañana de ayer hasta la madrugada de hoy. En Argentina el aborto solo está permitido en los casos de violación y riesgo para la vida o salud de la madre. (DIB) FD