115 años junto a cada tresarroyense

ST 16. 0°
Escasa nubosidad

Policiales

Alivio para Nicolás Pachelo

García Belsunce: Un ADN negativo reabre la investigación del crimen

12|07|18 13:39 hs.

Un cotejo del ADN de Nicolás Pachelo, su esposa y cinco vigiladores del country El Carmel con las huellas halladas en la escena del crimen de María Marta García Belsunce, es lo que abre nuevas perspectivas en la investigación de su crimen. 


Los estudios genéticos fueron solicitados el 25 de abril pasado sobre muestras de ADN que no habían podido ser peritadas en 2005 porque "eran escasas", pero con la tecnología actual se pudo establecer que pertenecían a dos personas de sexo masculino. 

También se pidió el análisis de un perfil femenino hallado en la antesala del baño donde fue encontrada muerta María Marta. Parte de esas muestras se cotejaron con las extraídas a Pachelo, su ex pareja Inés Dávalos Cornejo (40), y los empleados de seguridad de El Carmel Ramón Acosta, Víctor Contreras, José Ortiz, Eduardo Vera y Norberto Glennon. Fuentes del caso indicaron al diario Clarín que los resultados "preliminares" dieron negativo.

 No obstante, los fiscales solicitaron una ampliación del cotejo ya que "no fueron analizadas todas las muestras que hay en la Asesoría Pericial La Plata". 

Material analizado
Tampoco se sabe si el material analizado pertenece a sangre o saliva. La nueva teoría La hipótesis de los nuevos fiscales del caso, María Inés Domínguez y Andrés Quintana, es que María Marta llegó a su casa alrededor de las 18 y sorprendió dentro a ladrones a los que enfrentó y pudo haber lastimado antes de que la ejecutaran de seis balazos en la cabeza con un revólver calibre .32. Ahí es donde las sospechas de los investigadores apuntan a Pachelo, detenido desde el 7 de abril pasado por cuatro robos en el Tortugas Country Club el primer feriado de Semana Santa pasado. 

De acuerdo a esa hipótesis, la "dama de rosa" que apareció "merodeando" la escena del crimen podría ser Dávalos Cornejo y por eso fue incluida en el cotejo.

Las sospechas de un asesinato cometido durante un asalto tienen origen en una denuncia realizada el 5 de diciembre de 2002 por la asociación benéfica "Amigos del Pilar" sobre el robo de un cofre de metal con dinero, tres chequeras y la llave de una caja de seguridad que estaba en la casa de María Marta.

Por el homicidio fue condenado a perpetua el viudo de María Marta, Carlos Carrascosa, quien finalmente fue absuelto por un fallo de Casación, en diciembre de 2016. Tras esa decisión se formó un nuevo equipo de fiscales que quedó a cargo de la investigación. (DIB)