115 años junto a cada tresarroyense

ST 2. 4°
Despejado

Interés General

CISMA LABORATORIOS

Alerta por casos de rabia

11|07|18 11:32 hs.

En lo que va del 2018, se analizaron 320 murciélagos en laboratorios provinciales y se constató la presencia de rabia en 14 de ellos, cifra que duplica lo observado en todo el 2017. Los hallazgos se produjeron en las localidades de San Miguel, La Plata, Mar del Plata, San Pedro, San Nicolás, Tandil, Olavarría y Tapalqué. 


¿Qué es la rabia? 

La rabia es una enfermedad zoonótica viral, de tipo aguda e infecciosacausada por un virus ARN de la familia Rhabdoviridae, capaz de afectar al sistema nervioso central (SNC) de todas las especies de mamíferos, incluyendo a los seres humanos, en las que produce un cuadro de encefalitis que lleva a la muerte. 

¿Cómo se transmite? 

En nuestro país los perros y gatos son los principales transmisores de rabia, pero también pueden serlo algunos animales silvestres como los murciélagos y los zorros. El virus presente en la saliva y en las secreciones de los animales infectados se transmite a los humanos a través de la herida causada por una mordedura, o bien cuando el animal lame una lastimadura reciente. Luego de su entrada, el virus se propaga por los nervios al SNC, a las glándulas salivales y a otros tejidos y órganos. En el hombre, el período de incubación es de 2 a 8 semanas en promedio, pero puede variar entre 10 días a 8 meses dependiendo de la localización y gravedad de la herida, la proximidad de ésta a los troncos nerviosos, la distancia al cerebro y la cantidad de partículas virales inoculadas. 

¿Cuáles son sus síntomas? 

Los murciélagos con rabia tienen cambios de comportamiento, suelen verse durante el día, con vuelo dificultoso o caídos arrastrándose por el suelo. En las personas, los síntomas son sensación de hormigueo en el sitio de la herida, dolor de cabeza, fiebre, dificultad para tragar e inquietud. Una vez que los síntomas comienzan, la enfermedad ya no tiene cura, y produce invariablemente un cuadro de encefalomielitis aguda que una vez instaurado tiene una fatalidad cercana al 100 %, por lo que la única manera de enfrentarla es a través de la prevención.   




Medidas de prevención 

-Vacunar a los perros y gatos contra la rabia, desde los 3 meses de edad y una vez por año durante toda su vida. 

-No acercarse ni mucho menos tocar un murciélago que haya entrado al domicilio o que se encuentre caído en la vía pública, y avisar al centro de zoonosis del municipio para que personal capacitado lo retire. 

-En caso de sufrir una mordedura por cualquier animal, lavar la herida con abundante agua y jabón, no colocar alcohol ni otro desinfectante, y concurrir rápidamente al centro de salud más cercano para ser atendido por un médico. 

-En los casos que el médico lo indique, aplicarse la vacuna antirrábica humana, tan rápidamente como sea posible para evitar la aparición de la enfermedad. En algunos casos, también se indica la aplicación de inmunoglobulina antirrábica específica. 

 Bioq. Marquestaut Mariquena MP.7649