115 años junto a cada tresarroyense

ST 13. 8°
Despejado

La Ciudad

Y la silla anfibia estar{a a cargo de Guardavidas

Habrá bajada accesible pública

11|07|18 09:53 hs.

El funcionamiento de la bajada accesible pública en calle 30 y Costanera reunió todo el consenso para continuar, al margen de los servicios que los paradores privados deberán poner en marcha para cumplir con la ordenanza que así lo establece. 


Además los diferentes sectores representados, coincidieron en que sean los guardavidas los responsables del manejo de la silla anfibia; se supo también que habrá un personal municipal encargado de la bajada, y que el acceso al sector, por costanera, será renovado. 

Las novedades se desprendieron de la reunión que se desarrolló en la comisión de Derechos de Familia, cerca del mediodía de ayer. 

Participaron autoridades del Consejo Municipal de Discapacidad; la secretaria de Salud y Prevención, Isabel Tarchinale; el director de Turismo, Juan Moizzi; el director del Ente Descentralizado, Carlos Avila, y concejales de los distintos bloques.

De los guardavidas 
Mientras en el Concejo Deliberante se le dio despacho al proyecto para reglamentar el funcionamiento de la bajada, que fue elaborado por la concejal Mercedes Moreno (FpV/PJ), analizarán en la comisión de Turismo si será necesario algún cambio en el decreto local que regula el alcance de las funciones de los guardavidas del distrito, para que éstos sean responsables del uso de la silla anfibia. 


Ayer en Familia. El apoyo que necesitaba el proyecto para reglamentar el funcionamiento de la bajada tuvo todo el apoyo


El tema reunió el apoyo de todos los sectores cuando así lo propuso Tarchinale. Como dato estadístico, Avila señaló que en el transcurso del último verano la silla fue utilizada en diez ocasiones, y requirió de ocho baños. De todas maneras, se planteó en la mesa una vez que el servicio se preste con la firmeza y calidad necesaria, podrá generarse una mayor demanda de su uso.  

Desde el Ente 
El director –delegado- de Claromecó se mostró satisfecho por los acuerdos alcanzados en el encuentro, y contó a La Voz del Pueblo que para la próxima temporada ese sector accesible contará con carpas y lonas nuevas, y el deck de madera en el acceso “que cumplió su vida útil” será reemplazado con hormigón. 

“Tendrá una parte accesible desde el estacionamiento hacia la bajada, y vamos a tratar de conseguir más membrana para cubrir todo el trayecto hacia la lengua del agua y las carpas”, dijo. 

Respecto a la función que deberán cumplir los guardavidas, Avila afirmó que “fue unánime la aprobación de la idea, creo que mejores que ellos ninguno”. Agregó además que “se tomó en cuenta el tiempo de baño que va a ser más extenso y continuo como el resto de la gente”. 

Como novedad en materia de accesibilidad también señaló que en la oficina de Turismo que tiene la subida accesible por calle 11 -de espaldas al mar- tendrá un acceso más por el frente. Avila, que se ofreció para coordinar todo tipo de taras en la localidad, anunció además que Néstor Zoquini, el trabajador municipal de Turismo que hizo conocido por su trabajo con los enquinchados en la costanera claromequense, será el encargado del mantenimiento, y también de hacer subir y bajar a las personas por la bajada accesible pública. 

“Este chico compró una silla de paseos para personas con discapacidad, en el verano”, agregó además el funcionario claromequense. 


Carlos Avila anunció que el deck será removido y reemplazado por un acceso de hormigón. Habrá carpas y lonas nuevas y el responsable del sector será Néstor Zoquini


“Continuar” 
Por su parte la presidente del Consejo Municipal de Discapacidad, Sonia Finocchio, anunció que se acordó “continuar con este proyecto de ordenanza de la bajada accesible pública” que se envió desde el consejo que conduce. Se pronunció en favor que ese sector “brinde todas las condiciones necesarias para las personas con discapacidad como lo es contar con el estacionamiento adecuado del vehículo que transporta a la persona con discapacidad” 

Señaló que durante el último verano “ese espacio se reforzó con más guardavidas de los que tienen el resto de los paradores, pero ahora se va a realizar una capacitación para que todos puedan hacer esos baños accesibles”. Finocchio aseguró además que “el proyecto fue recibido de manera perfecta”, pero subrayó que “más allá de que todos los paradores a partir de la nueva ordenanza deben tenerla, tenemos que tener una bajada pública con accesibilidad”. 

De esta manera despejó toda duda sobre la continuidad del acceso público, después que el concejal vecinalista, Santiago Orfanó, dijera que “con paradores accesibles, perdería sentido la bajada pública”. Incluso la también directora municipal del Museo Mulazzi, remarcó que contar con ese servicio público “nos va a dar un mayor recibimiento de turistas ya que al contar con esta bajada accesible, con personas que ayuden a los baños accesibles, nos va a permitir recibir más gente que necesita de este espacio” 

Consultada por si será una condición, para tomar el cargo de guardavidas, hacer la capacitación y brindar el servicio de baños con la silla anfibia, respondió que “sí”, y que desde la Dirección de Turismo “se va a proponer la inscripción previa de los guardavidas previo al comienzo de la temporada”.